Edición testing
23 de agosto de 2019, 17:23:53
Economía

Energía


Iberdrola inaugura el parque eólico marino de Wikinger tras una inversión de 1.400 millones

Se trata de uno de los proyectos renovables más emblemáticos de la compañía y marca su entrada en el mercado eléctrico alemán.

Por E.B.

Iberdrola ha inaugurado esta mañana el parque eólico marino Wikinger, en la costa de Alemania, la primera instalación de este tipo diseñada y operada cien por cien por una empresa española. El proyecto, que ha contado con una inversión de 1.400 millones de euros, consolida a la compañía como un referente del sector de las energías renovables en Europa.


Wikinger ya suministra 350 megavatios (MW) de capacidad a la red eléctrica alemana y aporta energía renovable y de alta eficiencia a 350.000 hogares, lo que equivale al 20% de la demanda de energía del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, donde se ubica este parque. Este flujo de energía renovable evitará la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, según explica la eléctrica en un comunicado.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha celebrado la puesta en marcha de este emblema del grupo: “Wikinger representa un paso más en nuestro compromiso con el suministro de electricidad limpia, eficiente y segura. Seguiremos impulsando con fuerza la tecnología eólica 'offshore', que nos permite avanzar en la transición energética hacia una economía sostenible y baja en carbono”. Además, ha señalado que “este parque es un claro ejemplo de tecnología puntera y demuestra el gran potencial industrial e innovador del sector energético europeo para liderar la reindustrialización en nuestro continente”.

El proyecto Wikinger marca la entrada de Iberdrola en el mercado eléctrico alemán, país en el que se acaba de adjudicar la construcción de otros dos parques eólicos marinos: Baltic Eagle (476 MW) y Wikinger Süd (10 MW). La suma de estos tres proyectos, todos ellos situados junto a la isla de Rügen, dará lugar al mayor complejo offshore del mar Báltico, con una capacidad total instalada de 836 MW y una inversión conjunta de 2.500 millones de euros.

De este modo, Alemania pasa a convertirse en un área clave para el grupo Iberdrola en los próximos años, junto a sus mercados centrales: Estados Unidos, Reino Unido, México, Brasil y España.

Wikinger ha empleado a 2.000 personas, de 20 países distintos, con especial atención es España, pues ha contado con Navantia y Windar como grandes proveedores. En concreto, el proyecto ha supuesto la instalación de 280 pilotes, de 40 metros de longitud, 2,5 metros de diámetro y un peso unitario de 150 toneladas, todo ello construido por la empresa española Windar (Asturias). Sobre ellos se han colocado 70 cimentaciones, de 620 toneladas de peso cada una, fabricadas por la empresa danesa Bladt y la española Navantia, en su astillero de Fene (Galicia).

Al evento de inauguración, celebrado en el puerto de Sassnitz, han acudido el director general de los Negocios (Business CEO) de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles; el ministro de Energía, Infraestructura y Digitalización del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Christian Pegel, y el CEO de 50 Hertz, Boris Schucht.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com