Edición testing
16 de julio de 2019, 0:04:38
Internacional

Italia


El optimismo del Gobierno italiano sobre el PIB desata aún más dudas sobre el déficit

El Gobierno italiano augura un crecimiento económico del 1,5% en 2019, seguido de un 1,6% en 2020 y de un 1,4% en 2021.

Por Luis Suárez

Una semana después de desatar la tormenta en los mercados con sus objetivos de déficit, el Gobierno italiano formado por la alianza de Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte ha hecho públicas por fin las perspectivas económicas en las que se basan los planes presupuestarios. Y todo parece indicar que siembran más dudas de las que despejan.


El Ejecutivo augura un crecimiento económico de un 1,5% en 2019, seguido de un 1,6% en 2020 y de un 1,4% en 2021. Frente a estas cifras, las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) auguran un crecimiento del PIB del 1,1%, del 0,9% y del 0,8% en los próximos tres años. La media de los economistas consultados por Bloomberg considera que el crecimiento no superará el 1,2% en el período.

En cuanto al déficit, se mantiene la previsión inicial de un 2,4% del PIB para 2019, aunque para 2020 y 2021 las perspectivas se suavizan hasta unos desequilibrios del 2,1% y el 1,8%, respectivamente, tal y como había adelantado la prensa italiana. La deuda se reducirá al 126,7% del PIB en 2020, frente al 130,9% de este año.

Este cuadro macroeconómico se incluye en el Documento de Economía y Finanzas 2018 que ha presentado el Ministerio de Finanzas del país, y que marcará la senda que seguirá la política económica del Gobierno. El documento llegará a la Comisión de Presupuestos de la Cámara de los Diputados en las próximas horas para iniciar su trayectoria parlamentaria.

Los “objetivos de crecimiento son ambiciosos, pero no son poco realistas y podrían superarse”, defiende el ministro de Finanzas, Giovanni Tria, en el prólogo del informe. Los expertos sin embargo no parecen tan convencidos: “Si bien las previsiones del Gobierno siempre caen del lado optimista, este supuesto en particular apunta a un importante deslizamiento fiscal por delante en caso de una desaceleración económica”, señala Axel Botte, estratega de Ostrum Asset Management, a Bloomberg.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com