Edición testing
16 de julio de 2019, 16:35:00
Economía

Macroeconomía


La economía española confirma su desaceleración pese al impulso del ladrillo

El producto interior bruto (PIB) de España creció un 2,7% en tasa interanual en el segundo trimestre, por primera vez en tres años por debajo del 3%.

Por Luis Suárez

La economía española registró un crecimiento del 2,7% en tasa interanual en el segundo trimestre del año, tres décimas menos que en el trimestre anterior, según el avance de la contabilidad nacional publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el primer crecimiento del PIB por debajo del 3% tras doce trimestres consecutivos.


En términos trimestrales, el crecimiento se desaceleró una décima, hasta una tasa del 0,6%.

La contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB fue de 2,9 puntos, una décima superior a la del primer trimestre. Dentro de esta partida, el gasto en consumo final de los hogares experimentó un crecimiento interanual del 2,2%, seis décimas menos que en el trimestre pasado, mientras que el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas creció un 2,1%, dos décimas más.

La formación bruta de capital registró un crecimiento del 5,9%, 2,2 puntos superior al del trimestre anterior. La inversión en activos fijos materiales creció a una tasa del 6,0%, lo que supone 2,3 puntos más que en el trimestre precedente. Formando parte de la misma, la inversión en viviendas y otros edificios y construcciones aumentó una décima su tasa interanual, pasando del 4,7% al 4,8%. Por su parte, la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento presentó un crecimiento del 7,9% en el segundo trimestre de 2018, frente al 2,3% del trimestre anterior.

La inversión en productos de la propiedad intelectual experimentó una variación del 3,5%, con un aumento de seis décimas respecto al trimestre pasado.

Por su parte, la demanda exterior presentó una aportación de –0,2 puntos, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior. Las exportaciones crecieron un 1,2%, dos puntos menos que en el trimestre anterior, mientras que las importaciones se incrementaron un 2,1%, siete décimas menos.

Si se analizan los datos del PIB por el lado de la oferta, el valor añadido bruto de las ramas industriales se incrementó un 3,0% respecto al mismo trimestre de 2017, lo que supone un aumento de dos décimas respecto a la variación interanual registrada en el trimestre anterior. Dentro de las mismas, la industria manufacturera presentó una tasa del 3,5%, seis décimas superior a la del trimestre precedente.

El valor añadido bruto de la Construcción creció un 6,6% respecto al mismo trimestre de 2017, seis décimas más que en el trimestre anterior. Sin embargo, la variación interanual del valor añadido bruto de los Servicios en el segundo trimestre fue del 2,1%, cuatro décimas menos que la del trimestre precedente. Finalmente, las ramas primarias registraron una variación interanual del 5,6% este trimestre, frente al 3,3% del trimestre anterior.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com