Edición testing
22 de octubre de 2020, 20:09:04
Economía

Test de estrés


El BCE, obligado a salir en defensa de la ‘ayuda’ que le presta BlackRock en los test de estrés

La presidenta del Consejo de supervisión de la institución, Danièle Nouy, explica que “BlackRock brinda asistencia a la Supervisión Bancaria del BCE con respecto a las pruebas de estrés”.

Por Luis Suárez

Revive la polémica por la “asistencia” que BlackRock, gigante estadounidense de gestión de inversiones, presta al Banco Central Europeo (BCE) en relación a los test de estrés a la banca europea. La institución, de boca de la presidenta del Consejo de supervisión de la institución, Danièle Nouy, ha tenido que salir en defensa de esta relación.


En respuesta a una pregunta del europarlamentario portugués Miguel Viegas, Nouy reconoce que “BlackRock brinda asistencia a la Supervisión Bancaria del BCE con respecto a las pruebas de estrés”. “Tenga en cuenta que, para tratar proyectos de tiempo crítico y de uso intensivo de recursos tales como las pruebas de estrés, la Supervisión Bancaria del BCE a veces recurre a proveedores de servicios externos”, señala la economista francesa.

No obstante, al hacer uso de dichos proveedores, “el BCE considera cuidadosamente los riesgos involucrados y, en particular, cualquier posible riesgo de conflicto de intereses, y se asegura de que se mitiguen en la mayor medida posible”. En el caso específico de la participación de BlackRock en las pruebas de resistencia, “la compañía debe garantizar una separación estricta entre el equipo que respalda el ejercicio y cualquier otro equipo que asesore a grandes instituciones financieras o inversionistas”.

Además, el personal de BlackRock que realiza los servicios según los contratos también está sujeto a acuerdos de confidencialidad individuales, defiende Nouy. En este contexto, cualquier información, datos o documentos puestos a disposición del personal de BlackRock con el fin de realizar los servicios en virtud del acuerdo marco mencionado anteriormente se comparten utilizando las instalaciones de tecnología de la información (TI) del BCE. “En otras palabras, en ningún momento se puede acceder a información, datos o documentos del BCE desde fuera de la infraestructura” de la institución.

Además, el BCE exige que el personal de BlackRock que participe en la prestación de servicios conforme al acuerdo marco firme declaraciones personales de confidencialidad que les exija, en primer lugar, no divulgar a personas no autorizadas ninguna información, datos o documentos relativos al BCE, su personal, el contrato y su rendimiento. En segundo, usar información confidencial solo para el propósito para el cual fue divulgada. Y en tercero, no usar o explotar dicha información confidencial para su propio beneficio o en beneficio de otra persona.

Existen además “garantías adicionales” en forma de cláusulas de enfriamiento para garantizar que el personal de BlackRock que trabaja en las pruebas de resistencia no se transfiera a los proyectos relacionados durante un período de tiempo proporcionado una vez que hayan finalizado sus asignaciones. Además, como contratista del BCE, BlackRock no tiene permitido prestar servicios relacionados con las pruebas de estrés a los bancos mientras se someten a pruebas de estrés o durante un período de enfriamiento adecuado a partir de entonces.

BlackRock, considerada la mayor empresa de gestión de activos del mundo, es bien conocido por sus inversiones en buena parte de la banca europea, con participaciones significativas por ejemplo en un buen puñado de bancos españoles.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com