Edición testing
14 de diciembre de 2019, 19:21:41
Mercado inmobiliario

Vivienda


No solo es el centro de las grandes ciudades: la vivienda en Aranjuez o Cornellá se encarece un 30% en medio año

Madrid y Barcelona tienen los mayores precios por metro cuadrado, pero el mercado inmobiliario se dispara en muchos otros puntos.

Por Violeta Muñoz

No son pocos los análisis del sector inmobiliario que achacan a Madrid y Barcelona una distorsión en los precios reales de la vivienda fuera de las grandes capitales. Por ejemplo, el último informe de Sociedad de Tasación constata que los pisos de nueva construcción son casi un 6% más caros que hace un año. Esa subida sería solo del 2,8% si se eliminara la influencia de las grandes urbes.


Pero sobre la tensión centro- periferia hay datos impactantes: los precios de vivienda usada se han disparado hasta un 33% en solo seis meses en municipios colindantes a las grandes ciudades. Se lleva la palma Sant Adrià de Besòs, en Barcelona, donde la vivienda es un 32,9% más cara en junio que en enero, según los últimos datos de pisos.com.

Algo similar ocurre en el municipio madrileño de Aranjuez, con subidas del 30,2% en los precios, seguido de la localidad vizcaína de Erandio, con sus pisos un 30% más caros en un semestre. De vuelta a la provincia barcelonesa, los precios se han desbocado desde el cierre de 2017 en Cornellá de Llobregat (28,6% más) y en Palafolls (28,9% más).

Sin embargo, ni Madrid ni Barcelona están ya entre las capitales que más inflan sus previos de compraventa. Aunque la ciudad condal es la más cara por metro cuadrado, en este estudio semestral las que más suben (entre un 10,7% y un 15,4% desde diciembre) son Las Palmas de Gran Canaria, Málaga, Sevilla, Girona y Tarragona.

Sí despuntan en términos anuales y en vivienda nueva, pues los datos de Sociedad de Tasación destacan cómo Barcelona se ha encarecido un 10,6% en solo un año, la primera subida anual de dos dígitos desde 2007.

Para Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, la clave está en el empleo, ya que “las condiciones laborales están reconfigurando el régimen de tenencia inmobiliario en nuestro país”. El directivo señala que “los salarios no conceden demasiado margen al ahorro, por lo que el acceso a la propiedad se ve comprometido, sobre todo, entre los más jóvenes”. “Es necesario plantear un debate serio del que surjan soluciones efectivas que sean capaces de hacer que las transacciones dependan menos de la reposición y más de la primera vivienda”, concluye Font.

En cuanto a la rentabilidad del alquiler, son Granada y Sevilla las que registran las variaciones anuales más altas, del 13,7% y el 12,2% respectivamente. Los beneficios de arrendar han aumentado un 6,4% a nivel nacional desde mitad de 2017.

De hecho, y aunque este mismo informe sitúa a Madrid y Barcelona como “los motores del crecimiento de los precios de vivienda nueva”, destacan en este primer medio año los incrementos experimentados en Palma de Mallorca, Zaragoza y Granada con subidas en la vivienda nueva de 5,3%, 4,6% y 4,4% respectivamente.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com