Edición testing
12 de noviembre de 2019, 14:46:04
Economía

Bancos europeos


Deutsche Bank defiende que su capacidad financiera “está fuera de toda duda”

“En lo que se refiere a nuestro grupo, nuestra capacidad financiera está fuera de toda duda”, escribió hoy el nuevo consejero delegado, Christian Sewing.

Por dpa

El Deutsche Bank insistió hoy en su fortaleza económica en aras de acallar noticias que insinúan que el mayor grupo bancario de Alemania podría enfrentar dificultades en su negocio en EEUU.


"En lo que se refiere a nuestro grupo, nuestra capacidad financiera está fuera de toda duda", escribió hoy el nuevo presidente de la entidad, Christian Sewing, en un mensaje dirigido a los empleados.

Este jueves, diversos medios de comunicación informaron de que los supervisores estadounidenses entienden que el negocio del Deutsche Bank en Estados Unidos presenta ciertos problemas. La noticia hizo caer las acciones del banco más de un ocho por ciento hasta situarse en los 9,157 euros, un valor mínimo jamás alcanzado con anterioridad.

Este viernes, la agencia de calificación Standard & Poor's rebajó la calificación del Deutsche Bank de "A-" a "BBB+" alegando que la nueva estrategia de la entidad presenta "considerables riesgos de implementación" y presupone que el banco va a evolucionar peor que sus competidores.

Sewing, que el pasado mes de abril asumió la presidencia del Deutsche Bank recalcó que el banco debe actuar "de forma rápida y consecuente" y admitió estar cansado de las "malas noticias". No obstante, aseguró que no había razón para preocuparse. "El valor de las acciones cayó a su mínimo histórico pero vamos a demostrar que nos merecemos otra valoración de los mercados financieros", insistió.

A finales de mayo, el Deutsche Bank anunció hoy el recorte de más de 7.000 puestos de trabajo dentro de su programa de ajuste tras tres años de pérdidas consecutivas, pasando de los cerca de 97.100 puestos actuales que tiene a tiempo completo a "notablemente menos de 90.000".

El Deutsche Bank continúa así con los recortes bajo la nueva dirección del alemán Sewing. El anterior presidente, John Cryan, ya eliminó en 2015 cerca de 9.000 empleos.

En el primer trimestre del año, el mayor banco de Alemania registró un beneficio neto de 120 millones de euros, muy inferior a los 575 millones de euros de hace un año.

La mala situación financiera que desde hace años arrastra el grupo bancario germano le ha llevado a poner en marcha una profunda reestructuración que ha incluido el cierre de numerosas oficinas tanto en Alemania como en el extranjero, sobre todo en países de Latinoamérica.

De forma paralela a la remodelación de su negocio, el mayor banco alemán se enfrentó en los últimos tiempos a numerosos procesos judiciales que han desembocado en el pago de multas millonarias y que han contribuido a lastrar su cuenta de resultados.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com