Edición testing
14 de diciembre de 2019, 16:38:39
Economía

Crisis de deuda


¿Tendrá que salir Draghi de nuevo al rescate del euro por la crisis italiana?

Todas las miradas se dirigen al BCE ante la posibilidad de que una nueva crisis de deuda como la de 2012 le obligue a adoptar medidas extraordinarias.

Por E.B.

La sombra de una nueva crisis de deuda como la de 2012 planea sobre la eurozona como consecuencia de la incertidumbre política en Italia, que ha disparado el rendimiento de su bono a 10 años por encima del 3% y su prima de riesgo más allá de los 270 puntos. Pese a que la situación no llega todavía a los niveles de hace seis años, el riesgo ahora es mayor puesto que la economía italiana es diez veces más grande que la griega, país que tuvo que ser rescatado. Por ello, la pregunta que se hacen muchos analistas ahora es si el BCE tendrá que volver a intervenir y de qué manera lo hará, teniendo en cuenta que esta vez el país en problemas es la tercera economía europea.


“Si esto continúa durante un par de sesiones más, creo que tendrá que haber alguna respuesta oficial (europea)”, ha advertido el jefe de estrategia de divisas de Saxo Bank, John Hardy, según recoge Reuters. En la misma línea, Giuseppe Sersale, gestor de fondos de Anthilia Capital Partners en Milán, ha afirmado que “si la situación no se calma en las próximas 36 horas, el BCE tendrá que sopesar actuar de algún modo”.

Pero ¿qué puede hacer el BCE para relajar las tensiones? Un rescate como el de Grecia no sería suficiente para este caso teniendo en cuenta además que la retirada del programa de estímulos está prevista para el mes de septiembre. Una posible respuesta , según Reuters, es que Draghi recurra al programa de Compras Monetarias Directas (Outright Monetary Transactions, OMT por sus siglas en inglés), un instrumento de compra masiva de deuda pública en el mercado secundario que todavía no ha sido utilizado.

El problema de este programa radica, según Reuters, en que contribuiría al sostenimiento de un gobierno euroescéptico -si finalmente se materializa un gobierno de Movimiento 5 Estrellas y La Liga-.

Markys Allenspach, jefe de análisis de renta fija de Julius Baer, sin embargo, no cree que la crisis de deuda de 2012 se repita ya que los socios de la eurozona han reducido sus desequilibrios y el Banco Central Europeo dejó claro ya hace seis años que “hará todo lo necesario para sostener el euro”. Además, este experto no espera que Italia se embarque en una salida del euro ya que “tiene demasiado que perder”. Por tanto, su pronóstico es que todo quede en un “ruido de fondo” que nos acompañará en los próximos meses.

¿Se retrasará el QE?

Otra incógnita que ha abierto la crisis italiana es si el BCE decidirá retrasar la retirada de su programa de compra de bonos. José Iván García, CIO de KAU Markets EAFI, opina que “dada la situación de ralentización en el crecimiento europeo y los nuevos problemas políticos en Italia, creemos que el BCE aumentará el plazo de su QE, por lo menos, hasta diciembre de 2018”.

“Con la inflación controlada y los problemas de inestabilidad, no tiene sentido acabar con un programa que es necesario para que los líderes europeos tengan la tranquilidad necesaria como para trabajar en una mayor integración de la Unión, algo extremadamente necesario si queremos evitar nuevos problemas en el futuro. Apostamos, por tanto, por un alargamiento del QE dada la coyuntura y por unos tipos bajos hasta mas allá de 2020”, añade este experto.

Asimismo, José Iván García considera que en este escenario los últimos movimientos del euro suponen “una normalización de algo que no tenía mucho sentido” ya que, a su juicio, la moneda única se encontraba artificialmente sobrevalorada frente al dólar en los últimos tiempos, dada la diferente velocidad de la política monetaria a uno y otro lado del Atlántico, algo que ha venido sucediendo desde que Trump accedió a la presidencia.

Si Draghi no interviene antes, habrá que esperar hasta el 14 de junio para conocer los próximos movimientos del BCE. Ese día tendrá lugar la reunión del Consejo de Gobierno del (BCE) que se celebrará en Riga (Letonia) y que contará ya con el voto y la voz de Luis de Guindos, que este mismo viernes (1 de junio) comenzará su desempeño como vicepresidente del BCE en sustitución del luso Vítor Constâncio.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com