Edición testing
8 de abril de 2020, 13:39:13
Nacional

Madrid


Lavapiés se subleva contra los desahucios que provoca la turistificación

Entidades vecinales se movilizan para evitar que los propietarios de Argumosa 11 desalojen el inmueble para dedicarlo al alquiler turístico.

Por Ana M. Pastor

A Teresa Sarmiento quieren echarla de su casa, un piso en el número 11 de la madrileña calle de Argumosa, en el barrio de Lavapiés, en el que lleva viviendo de alquiler los último veinte años, y el mismo destino aguarda a la treintena de familias que residen en dicho edificio, debido a que los nuevos propietarios del inmueble, Inversión en Proindivisos S.L, “quieren vaciarlo completamente de inquilinos para rehabilitarlo y dedicarlo al alquiler turístico o a hacer viviendas de alto standing para poder subir las rentas un 300% o un 400%”.


Teresa, con 68 años y una pensión no contributiva de 369 euros, explica que los vecinos, salvo los seis de renta antigua -personas de 80 y 90 años, en la mayoría enfermos que no saben qué pasará con sus contratos- han recibido un burofax de la empresa que ha comprado el edificio informándoles que no les renovarán el contrato y que deberán entregar las llaves al día siguiente del vencimiento del mismo. Y cuenta que antes, el pasado noviembre, dos representantes de la propiedad se pasaron por los pisos ofreciendo 2.000 euros a los inquilinos que se marcharan ese mismo mes.

Sin embargo, Sarmiento y la mayoría de los residentes en el bloque están dispuestos a quedarse e iniciar una lucha que no saben muy bien cómo acabará ya que les han informado desde el Sindicato de Inquilinas -colectivo que se ha puesto en contacto con los propietarios- que la empresa se niega a cualquier negociación.

Rosa explica que se queda porque no tiene dónde ir, ya que con la pensión que percibe puede pagar los los 320 euros de su actual renta, pero sabe que no podrá alquilar otro piso en Lavapiés su barrio de toda la vida, ni en casi ninguna zona de Madrid dada la subida que han experimento los alquileres no ya en la provincia sino en toda la Comunidad. Y por ello, agradece la solidaridad que le han mostrado los vecinos de Lavapiés y otras plataformas ciudadanas, que han convertido la situación de los inquilinos de este edificio en un emblema de la lucha contra la gentrificación y turistificación de los barrios más céntricos de la capital.

Uno de los actos en apoyo a estos inquilinos en riesgo se desahucio se ha convocado para hoy por parte de la Asociación Vecinal La Corrala, que ha organizado un concentración con lema 'No Nos Vamos', que ya es todo un grito de guerra en el barrio de Lavapiés. La protesta apoyada por el Sindicato de Inquilinas y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) arranca a las 12 horas desde el portal del bloque afectado y con ella se pretende conseguir una solución digna para los inquilinos, salida que pasa por seguir residiendo en el barrio con un alquiler asumible, además de llamar la atención sobre el proceso de gentrificación y turistificación que padece la zona.

Manuel Osuna, portavoz de la Asociación Vecinal La Corrala, afirmó en declaraciones a EL BOLETIN que el caso de este bloque de la calle Argumosa no es un caso aislado y asegura que “en el número 15 de la calle Doctor Piga, un inmueble en el que vivían familias de toda la vida, también obligaron los vecinos a irse y ahora es un edificio ocupado por el narcotráfico y lo mismo está ocurriendo en otro bloque de la calle Olmo donde los vecinos están recibiendo burofax por parte de la propiedad”.

Informa el representante de la entidad vecinal que propietarios de pisos de todo Lavapiés están recibiendo visitas de compañías inmobiliarias que se ofrecen a comprar sus casas y también de empresas que les informan de las ventajas y la rentabilidad que ofrece el negocio de alquiler turístico.

Osuna precisa las asociaciones vecinales no están contra el turismo “sino contra el hecho de que nos expulsen de nuestras casas y de nuestros barrios de toda la vida” Y se queja de que hasta hace unos años nadie quería vivir en Lavapiés y ahora que es un barrio guay se quiere echar a los vecinos de toda la vida” para convertir la zona en “un parque turístico dirigido a los turistas, con comercios que abren 24 horas, bares, bares y más bares, y echando al comercio tradicional”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com