Edición testing
13 de noviembre de 2019, 8:29:40
Mercado inmobiliario

Vivienda


El sector inmobiliario carga contra la ley antiocupación por excluir a bancos y fondos privados

Varios directivos censuran que la norma es “discriminatoria” por no permitir al capital privado a que se acoja a ella.

Por E.B.

La ley antiocupación sigue cosechando críticas. Después de que Unidos Podemos anunciara que la llevaría al Constitucional y que dispararía los desahucios exprés, el sector inmobiliario no se ha mostrado satisfecho. “No tiene sentido”, ha resumido el consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, al ver que, en principio, los bancos y los fondos privados no se podrán acoger a esta norma.


El sector inmobiliario ya ha reaccionado a la iniciativa aprobada este martes en el Congreso de los Diputados. Y la conclusión extraída es que se trata de una ley “discriminatoria” y “sin sentido” por excluir los desalojos en las viviendas que sean propiedad de entidades bancarias y de fondos de inversión. La crítica es mayúscula.

“No tiene sentido que se deje fuera a una parte”, ha afirmado Velayos en el Foro Inmobiliario organizado por Europa Press. Según ha criticado el primer ejecutivo de Neinor, los fondos privados extranjeros “llegaron en el peor momento” y “algo tendrán que ver con la recuperación económica del país”.

Por ello, el directivo de Neinor no ha entendido que, “ahora, para una buena noticia que tiene lugar en España, que llega para arreglar algo que funciona mal, les dices que para él no es esta medida”. A pesar de considerar la ley como una “medida excepcional” que podría ayudar a la “enorme problemática” de los desalojos, ha insistido en ese punto de dejar “fuera a una parte”.

En este sentido, el director gerente de Valdebebas, Marcos Sánchez Foncueva, ha continuado con esta crítica. Así, ha animado a no hacer distinciones con esta ley: “Da igual el ‘apellido’ que tengan” esos inversores, en relación a la diferenciación que la proposición de ley plantea para los fondos buitres u oportunistas.

Por último, el socio responsable de Real Estate de Deloitte, Alberto Valls, ha rechazado también que se pongan “discriminaciones en función de dónde viene el capital”. “No tiene mucho sentido ni desde el punto de vista de la propiedad privada ni desde el de la recuperación económica”, ha concluido.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com