Edición testing
22 de septiembre de 2019, 1:52:08
Mercado inmobiliario

Operación Chamartín


Los colectivos que rechazan la Operación Chamartín auguran una avalancha de alegaciones

Ecologistas afirma que la operación sigue siendo mastodóntica y hay mucha gente defraudada por las expectativas que se crearon con la llegada de Ahora Madrid al Ayuntamiento.

Por Ana M. Pastor

La tercera mesa participativa que el Ayuntamiento de Madrid convocó este lunes para informar de las novedades del proyecto Madrid Nuevo Norte no ha logrado mover ni un ápice la posición de los colectivos que rechazan la antiguamente denominada Operación Chamartín.


Ecologistas en Acción, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y la plataforma ciudadana Madrid Zona Norte, que agrupa a entidades de los barrios afectados, consideran que la actuación urbanística mantiene cifras “mastodónticas de edificabilidad”, por lo que auguran que se producirá una avalancha de alegaciones, “dado que esta operación es muy polémica, es un tema caliente y está en el foco de mucha gente que puso sus expectativas en este Ayuntamiento del cambio”.

Eso es por lo menos lo que vaticina Luis Suarez, arquitecto miembro de Ecologistas en Acción que estuvo presente en esta tercera mesa participativa y explica que aunque el Ayuntamiento ha intentado hacer mejoras, y de hecho ha realizado algunas, la operación mantiene unas cifras desproporcionadas que no casan con las necesidades económicas y sociales de Madrid, por lo que anuncian que mantendrán sus movilizaciones para informar a la ciudadanía desde hoy y hasta que el proyecto se apruebe inicialmente la aprobación inicial por la Junta de Gobierno el próximo mes de julio.

Ángeles Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción en Madrid coincide con su compañero en que habrá un alud de alegaciones a pesar de que el periodo de información pública coincida con las vacaciones de verano. Y hace notar que Ahora Madrid va a hacer lo mismo que hacía el PP que “siempre acostumbrada a hacer coincidir las informaciones públicas de los principales proyectos urbanísticos con periodos vacacionales”, recordando que “la Operación Calderón salió en pleno verano y Ana Botella hizo coincidir las alegaciones a la ampliación del estadio Santiago Bernabéu con las vacaciones de Navidad”.

A Nieto no le parece “adecuado” sacar a información pública un proyecto tan emblemático –tanto para sus detractores como para sus partidarios- en pleno verano “ más para un gobierno que se pone medallas de transparencia y participación”, aunque advierte al Gobierno de Manuela Carmena: “Vamos a presentar alegaciones ya sea en julio o el 31 de diciembre”.

Respecto a la información que el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y varios técnicos del Ayuntamiento les facilitaron sobre el proyecto, los representantes de Ecologistas en Acción valoraron positivamente el hecho de que se vayan a mantener las ermitas de Fuencarral, tanto la de San Roque como la de Nuestra Señora de Lourdes, que se van a integrar en el proyecto rodeadas de zonas verdes, pero no les convence en absoluto el informe encargado por el Ayuntamiento para demostrar la necesidad de construir oficinas en Madrid.

Lo consideran un informe ‘ad hoc’, hecho expresamente para bendecir dicha operación y Suárez destaca que aunque fuera real dicha demanda de oficinas eso no significa que tengan que edificarse todas en la zona norte sino que habría que reequilibrar la oferta trasladándola a otras zonas de la capital.

Este arquitecto avisa que una cifra tan alta de edificabilidad de terciario es muy difícil de encajar en un espacio tan pequeño por lo que provocará problemas de tráfico, aparcamiento, ruidos y deterioro del paisaje urbano. Y hace notar que edificabilidad que se plantea para el Centro de Negocios equivale a 25 de las vecinas torres del Real Madrid.

Colectivos a favor

Una visión diametralmente opuesta dan de la mesa participativa los representantes de las asociaciones de vecinos y otros colectivos que apoyan la puesta en marcha de Madrid Nuevo Norte, muy satisfechos de que los representantes del Ayuntamiento reiteraran su compromiso con los plazos anunciados la pasada semana: el proyecto recibirá en junio la aprobación inicial en la Junta de Gobierno y la provisional antes de finales de año, probablemente en noviembre.

La plataforma vecinal y de comerciantes pro Madrid Nuevo Norte explica en un comunicado que el director general de Planeamiento y Gestión Urbanística, Carlos Lasheras, les confirmó: “Tenemos dos meses para conformar el expediente. Puede que se produzca algún cambio menor, pero nada más”.

Dichos colectivos también valoran positivamente el informe municipal que avala la necesidad de oficinas en Madrid. “Por lo que hemos podido ver, este documento vuelve a confirmar que en Madrid necesitamos las nuevas oficinas que se crearán en el centro de negocios, al lado de la Estación de Chamartín, para atraer empresas y generar riqueza y empleo de calidad”.

Sobre los problemas de movilidad que auguran los colectivos que rechazan la actuación urbanística, a esta plataforma le convencen las explicaciones municipales que insisten en que este proyecto apuesta por el transporte público, las bicicletas y los peatones. Aunque han manifestado al concejal José Manuel Calvo su deseo de conocer más detalles del proyecto, especialmente en relación con las conexiones entre los barrios y a los equipamientos.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com