Edición testing
21 de enero de 2021, 3:19:58
Nacional

Máster de Cifuentes


Las lagunas que deja sin resolver Cristina Cifuentes

¿Dónde está el TFM?, ¿las pruebas de que otros alumnos también tuvieron esos problemas "de transcripción"?, y otras preguntas.

Por Ander Cortázar

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha dado su versión de lo sucedido durante y después del máster que realizó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Lo ha hecho tratando de aportar luz sobre algunos de los puntos oscuros que ha publicado eldiario.es. Sin embargo, las explicaciones vuelven a quedar cojas al no aportar todos los documentos que las puedan avalar.


La primera incógnita que deja Cristina Cifuentes y que no ha podido resolver a lo largo de su comparecencia es el trabajo de fin de máster. La presidenta de la Comunidad de Madrid insiste en que ha autorizado a la URJC a difundirlo pero sigue sin haber constancia documental de esa solicitud. Cifuentes rechaza hacerlo público por su cuenta porque “aunque le mostrara una copia ustedes (oposición) no la darían por buena”.

En este sentido, el pleno extraordinario no ha desvelado nada nuevo sobre el TFM, que sigue sin ser publicado.

Otra de las cuestiones donde la presidenta de la Comunidad ha podido errar es en asegurar que el dispositivo de seguridad de la celebración de la Eurocopa (2 de julio de 2012, mismo día en el que supuestamente hizo el TFM) no era competencia de la Delegación de Gobierno.

El propio Ministerio de la Presidencia, en una nota de prensa, constata que era Cifuentes en su anterior cargo la responsable de desplegar a 450 efectivos del Cuerpo Nacional de Policía para garantizar la seguridad del homenaje a la Selección Española.

Otra de las explicaciones de Cristina Cifuentes que ha resultado llamativa es su justificación sobre la dirección de la Delegación de Gobierno que venía impresa en los documentos de matrícula del máster, fecha en la que Cifuentes no era todavía delegada del Gobierno.

“En la matricula original la dirección que aparece es la de mi calle, la de mi casa, en la calle Malasaña. Esta es la dirección que aparece en mí matrícula original. Lógicamente, cuando hay un traslado domiciliario posterior la universidad lo que hace es actualizar los datos y en el certificado que se ha pedido con posterioridad la dirección que aparecía es la posterior”, asegura.

Según esa lógica, Cifuentes mudó su casa a la delegación de gobierno.

La comparecencia de la presidenta se resume básicamente en que no ha aportado documentos nuevos que acrediten su versión. Eso sí, ha trasladado la responsabilidad a la URJC en caso de que los documentos enviados tuvieran algún error, en referencia a la noticia desvelada por El Confidencial, que asegura que dos de las tres firmas del acta del TFM están falsificadas.

Además, Cifuentes ha insistido en que todo se debió a un error de transcripción de la URJC. Afirma que le consta que “son varios los alumnos que tuvieron que solicitar, igual que yo, la corrección de las actas por un error en las calificaciones”. Sin embargo, la presidenta no ha publicado ninguna prueba, más allá de la carta de Pablo Cámara de la Chica, sobre esos supuestos errores en las calificaciones de otros alumnos.

Sobre su supuesta falta de asistencia a clase, Cifuentes ha asegurado que “los estudios de postgrado muchas veces se adaptan a las posibilidades de horario de los estudiantes, que a menudo trabajan y no tienen mucho tiempo. Había esa posibilidad y yo me acogí a ella”.

Una fórmula no tan común como asevera y que, desde luego, no contemplaba (a priori) este máster, que requiere un 80% de asistencia presencial, como informó eldiario.es.

En cuanto a la inscripción en el máster tres meses después de la fecha límite, la presidenta de la Comunidad de Madrid asegura que “muchas universidades, cuando no se cubren las plazas en un curso de postgrado, es una práctica habitual que se acepten alumnos una vez comenzado el mismo, como ocurrió en mi caso”.

Por último, ante la falta de sellos oficiales en varios de los documentos que envió a los medios, afirma que “la realidad es tan sencilla como que esos son los documentos que genera la aplicación informática de la Universidad”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elboletin.com