Edición testing
7 de abril de 2020, 15:43:30
Nacional

Madrid


El portavoz de Cifuentes se disculpa por acusar a un diputado de Podemos de tener “esquizofrenia”

Ángel Garrido respondió este jueves a Miguel Ongil que su insistencia por las actas del Canal “se llama esquizofrenia” y que “tiene cura”.

Por E.B.

El Pleno de la Asamblea de Madrid dejó este jueves una nueva polémica. Si hace unas semanas el consejero de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, distinguía entre un “niño pobre” y un “niño normal”, esta vez el protagonista ha sido el portavoz de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. La mano derecha de Cristina Cifuentes ha tenido que pedir disculpas este viernes después de acusar ayer al diputado de Podemos Miguel Ongil de tener “esquizofrenia”.


En concreto, el que es también consejero de Presidencia y Justicia respondió de esta manera al parlamentario de la formación morada para explicar el retraso de las actas del Canal de Isabel II. “Esto está diagnosticado”, le espetó Garrido. “Se llama esquizofrenia, tiene cura. Inténtalo y salga de ese bucle en el que ha entrado”, completó el diputado del Partido Popular en el Parlamento madrileño.

Rápidamente, Podemos reprochó sus declaraciones reclamando a la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, un turno de palabra por alusiones. Lo ignoró. Aun así, diputados de la formación morada y hasta del PSOE cargaron contra Garrido por su expresión. “Ángel Garrido demuestra su bajeza y su falta de argumentos, difamando e insultado para tapar su incompetencia y corrupción en #PlenoAsamblea. Además, usar la esquizofrenia como insulto estigmatiza y es denigrante para quien sufre la enfermedad”, censuró Ongil en su cuenta de Twitter.

Al mismo tiempo, Mónica Garcia, presidenta del Grupo Parlamentario de Podemos, criticó que el portavoz utilice “con repugnante frivolidad una enfermedad mental, estigmatizándola y dejando clara su ínfima talla política”. “Sr. Vicepresidente, la esquizofrenia tiene tratamiento, su desvergüenza no”, completó la diputada. Isabel Ardid, de la bancada socialista, también le reclamó que “no utilice un diagnóstico psiquiátrico como un insulto”, recordándole que “la esquizofrenia es una enfermedad”.

Ante este aluvión de críticas, Garrido ha salido al paso asegurando que se trataba de una “frase hecha” para definir a Podemos por haber mantenido “un discurso doble y distinto en pocos días”. Pese a ello, ha pedido disculpas, tal y como ha recogido EFE, a Ongil por si se ha sentido “ofendido”. “Es un discurso esquizofrénico (...) No supone ninguna mención a esa enfermedad, como cuando uno dice ‘no te hagas el tonto’. No estás insultando a la otra persona”, ha insistido.

Por último, el portavoz de la Comunidad de Madrid ha recalcado que “somos parlamentarios, compañeros”. Ongil, por su parte, no ha querido cerrar la polémica sin antes recordarle a la presidenta de la Asamblea de Madrid que “le toca pedir perdón por no permitir defenderme ante los insultos del PP”. Su compañero de partido Hugo Martínez Abarca tampoco ha pasado por alto el papel de Adrados: “Deja en muy mal lugar a Paloma Adrados que Garrido haya tenido que disculparse pero ella, en vez de hacer guardar las formas, callará a Miguel Ongil, víctima del intento de insulto”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com