Edición testing
27 de febrero de 2020, 2:26:28
Economía

Control tributario


Hacienda vigilará con lupa el bitcoin y el trabajo de las plataformas tipo Deliveroo

La Agencia Tributaria pondrá el foco en el uso de las criptomonedas y el empleo de la denominada 'gig economy'.

Por Marta Fernández

Las criptomonedas, los monederos digitales o las nuevas formas de trabajo de la economía digital son algunos de los desafíos a los que Hacienda prestará especial atención este año, según las prioridades del 'Plan de Control Tributario 2018' publicadas hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).


En sus directrices, la cartera que dirige Cristóbal Montoro destaca que se estudiará “la incidencia fiscal de nuevas tecnologías, como blockchain, y, en especial, las criptomonedas”. En este sentido, hace hincapié en el creciente uso por parte del crimen organizado de la “deep web” y del bitcoin como medio de pago para ocultar sus actividades ilícitas.

Para poder hacer frente a esta amenaza, “se potenciará el uso por las unidades de investigación de la Agencia Tributaria de las nuevas tecnologías de recopilación y análisis de información en todo tipo de redes”, explica el organismo.

Además, Hacienda pondrá bajo lupa los nuevos modelos de negocio surgidos a parte de las nuevas tecnologías, que están “impulsando cambios profundos no solamente en las formas de comercio sino, también, en las formas de trabajo y en las costumbres cotidianas”. Ante estas transformaciones, “el sistema tributario debe aplicarse con equidad, con independencia de la forma de trabajo elegida por los contribuyentes en un mundo en el que la tecnología cambia con rapidez”.

El texto se refiere en concreto a los “nuevos modos de prestación de servicios profesionales que configuran un sector de la economía que ha sido denominado como 'gig economy'”, concepto que describe “la actividad por la que el trabajador establece una relación con quien requiere de sus servicios a través de una página web y desarrolla un proyecto durante un tiempo, en principio indeterminado”. Es decir, plataformas como Uber y Deliveroo, que ofrecen trabajo muy puntual a conductores y repartidores en base a la demanda y que han sido acusadas de utilizar la fórmula del falso autónomo (trabajadores que trabajan como un asalariado, pero sin sus mismos derechos, bajo las condiciones de autónomo).

Al respecto, Hacienda considera “necesario disponer de las herramientas y la información que permitan evitar prácticas discriminatorias contra las formas de trabajo estables, en las que el trabajador goza de la debida protección, y asegurar una tributación equitativa”.

Por otro lado, dentro de las líneas de investigación que la Agencia Tributaria pondrá en marcha en 2018, se acelerará la vigilancia de la cuantía de los pagos con tarjeta y el uso de monederos electrónicos y de sistemas de transferencias instantáneas.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com