Edición testing
23 de octubre de 2019, 19:57:13
Economía

Congreso


El Congreso pone a prueba a Guindos en el sprint final de la carrera al BCE

Al ser una comisión de investigación, Guindos “no puede mentir”, ya que cualquier mentira podría tener “consecuencias penales”, según ha advertido Ana Oramas.

Por Luis Suárez

El ministro de Economía, Luis de Guindos, comparece esta tarde en el Congreso ante la comisión que investiga la crisis bancaria y el programa de asistencia financiera de España; una cita en la que tendrá que responder a las acusaciones vertidas por el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y que se produce cuando queda menos de una semana para que arranque la carrera formal por la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), a la que aspira.


La comparecencia de Guindos se produce una semana después de las intervenciones de sus predecesores en la cartera de Economía: Elena Salgado, Pedro Solbes y, sobre todo, Rodrigo Rato, que acusó al actual ministro de haber hundido la cotización de Bankia para posteriormente exigir su cabeza. El que fuera también director del Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló también que Guindos ocultó al Banco de España tres reuniones que mantuvo con él.

Las acusaciones de Rato anticipan que la comparecencia de Guindos no será un trago sencillo. Tal y como recordó ayer mismo en su participación en los ‘Desayunos’ de RTVE la presidenta de la comisión sobre la crisis bancaria, Ana Oramas, el ministro “tiene la obligación de contestar” a las preguntas que le hagan los portavoces salvo que pida “explícitamente” acogerse a su derecho a no declarar.

Asimismo, al ser una comisión de investigación, Guindos “no puede mentir”. Cualquier mentira podría tener “consecuencias penales”, a diferencia de lo que ocurre si se miente en un pleno, según ha recordado Oramas, que ha hecho referencia a la polémica carta que el entonces presidente del BCE, Jean Claude Trichet, envió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La comparecencia de Guindos se produce además apenas seis días antes de que se inicie la carrera formal por la vicepresidencia del BCE que actualmente ocupa el portugués Vitor Constancio, que abandonará el cargo en junio. Es un secreto a voces que el ministro español aspira a este puesto, aunque el Gobierno todavía no ha hecho pública su candidatura y todo podría torcerse en el sprint final.

Tal y como ya publicó EL BOLETÍN, el Parlamento Europeo habría mostrado algunas reticencias, al tiempo que algunos miembros del Consejo de Gobierno también habrían mostrado preocupación por la posibilidad de que un ministro se una al BCE, institución que es independiente. Ningún ministro de finanzas en servicio ha pasado directamente al Consejo de Gobierno en los casi 20 años de historia de la institución, si bien es cierto que Alemania nombró al viceministro de Finanzas Joerg Asmussen en 2012.

Los ministros de finanzas pedirán nominaciones en la reunión del Eurogrupo que se celebrará en Bruselas el 22 de enero, y los candidatos que se presenten deberán someterse a una audiencia y una votación no vinculante en el Parlamento Europeo, antes de que los líderes de la UE confirmen el nombramiento.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com