Edición testing
24 de enero de 2021, 4:45:40
Tecnología

Alojamiento turístico


La sentencia contra Uber: ¿“un importante paso adelante” para regular AirBnb?

Los hoteleros celebran el dictamen de la Justicia europea y esperan que sirva de precedente para poner coto a las plataformas de alojamiento en viviendas privadas.

Por Marta Fernández

La sentencia emitida ayer por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que determina que Uber es un servicio de transporte y no un mero intermediario digital supone una amenaza para otras plataformas que se definen como simples mediadores para esquivar la regulación. Es el caso de AirBnb.


La patronal hotelera considera el dictamen como “un importante paso adelante hacía la regulación eficiente del alojamiento en viviendas privadas”, hasta ahora “exonerado de responsabilidad” y fuera de la normativa turística o inmobiliaria. “El sector hotelero español y europeo lleva años defendiendo que los servicios prestados por determinadas plataformas que proveen alojamiento privado, no son servicios neutros de simple intermediación, sino en realidad deberían estar actuando bajo la legislación turística”, señala en un comunicado la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

El fallo se ciñe al caso de los transportes, pero podría tener repercusiones en otros sectores. La justicia europea argumenta que Uber no es un simple intermediario porque “ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones de las prestaciones”, una consideración que para los hoteleros podría extrapolarse a la actividad de AirBnb en el alojamiento.

Según CEHAT, tanto AirBnb como otras plataformas similares “utilizan herramientas para generar confianza en el servicio y en los terceros mediante la descripción de casos reales y la publicación y clasificación de opiniones de usuarios”, además de fijar o recomendar “las tarifas-precios aplicables a las transacciones económicas”. También ofrecen “garantías adicionales” (seguro, plataforma de pago y servicio de atención al cliente) y actúan “como agente de cobros entre el solicitante del servicio de alojamiento y el tercero contratante”, cobrando una comisión sobre el precio de transacción. Por ello, la asociación defiende que deberían acatar la misma normativa que los negocios tradicionales.

“Gracias a esta sentencia se van a poder dar los pasos para que definitivamente se determine la diferencia entre actividades entre particulares y aquellas realizadas por profesionales, dotando de seguridad y garantías a las prestaciones de servicios que tienen una exhaustiva regulación”, celebran los hoteleros en el comunicado.

En concreto, esperan que el servicio AirBnb sea sometido a “requisitos de acceso al mercado, obligaciones fiscales y limitaciones de uso”, al igual que el resto de modalidades de alojamiento otras modalidades de alojamiento.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elboletin.com