Edición testing
9 de diciembre de 2019, 4:29:00
Nacional

Entrevista


Mercedes González, concejal de urbanismo del PSOE

Mercedes González, concejal de urbanismo del PSOE en la capital, lamenta que hasta el momento "Ahora Madrid ha continuado el mismo urbanismo que habría hecho un gobierno del PP".

Por Violeta Muñoz

“La comisión de investigación pedirá llevar las obras de la M30 a la Fiscalía”


La concejal portavoz de urbanismo del PSOE en la capital, Mercedes González, hace balance de dos años y medio al frente de “la izquierda en el urbanismo en la capital”: afirma que en este área no hay diferencias entre los populares y el equipo de Manuela Carmena. “En urbanismo lo han votado todo juntos”, critica.

En una entrevista con EL BOLETÍN subraya que Ahora Madrid no trabaja en el desarrollo urbano "que querían sus votantes" cuando apoyaron a la plataforma en las municipales de 2015. No obstante, cree que la principal responsabilidad del PSOE en esta legislatura es “que el PP no gobierne”.

¿Madrid Nuevo Norte, antigua Operación Chamartín, no redunda en un esquema que el PSOE define como “laboratorio de ideas de Aznar” en el que todo lo rico está al norte y lo no valioso al sur?

Hay una parte de verdad: las grandes empresas y grandes inversiones de desarrollos van al norte, y en el sur está la incineradora…, todo aquello que podríamos llamar materiales de desecho. Y eso lo impulsó el Partido Popular fomentando el enorme desequilibrio territorial que tiene esta ciudad.

Dicho esto, nosotros siempre hemos defendido que se cierre la zona norte de Madrid, que ese desarrollo que lleva 25 años a la espera, que está deteriorándose, porque iba a llegar el maná y nunca llegaba… eso hay que hacerlo. Pero es verdad que lógicamente en esa zona va a ir un gran centro de negocios, viviendas de un determinado nivel, etc.

¿Crees que los desencuentros internos de Ahora Madrid sobre Madrid Nuevo Norte paralizarán o modificarán el proyecto?

Tanto como para paralizarlo no creo. Lo que hará será ahondar en esto que es desde el inicio: si entraron en junio de 2015, en noviembre ya se rompieron por primera vez en un proyecto urbanístico, y será mantener la tónica. No creo que Ahora Madrid, Manuela Carmena ni el concejal José Manuel Calvo piensen que van a tener a sus 20 concejales con ellos en esta operación.

¿Qué parte de las críticas de los concejales contrarios al plan, de ecologistas y vecinos comparte el PSOE?

En esta fase hasta la aprobación inicial y desde luego hasta la aprobación definitiva, se debería negociar tanto con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos como con Ecologistas como con todos los que se han mostrado en contra para tener un punto de acuerdo, porque ahora lo que se está haciendo es dibujar cómo va a ser esa operación. Y es verdad que todos los colectivos están poniendo sobre la mesa demandas que me parecen razonables de asumir.

¿Cuáles son las principales demandas del PSOE en esa mesa?

Nuestras peticiones se recogieron en el acuerdo para la operación que se firmó en septiembre. Nuestras líneas rojas eran que hubiera un consorcio en la parte pública de la estación, eso se recogió. Que se dividiera el ámbito en varias fases y zonas de actuación; eso para nosotros era fundamental. Y desde la firma del acuerdo en septiembre estamos recibiendo información puntual de toda la negociación, que es lenta, y desde Ahora Madrid nos van informando, así que con eso hay que decir que estamos satisfechos.

¿Qué opinas de los procesos de participación ciudadana abiertos para temas de urbanismo?

Han sido Plaza de España y las once plazas. Que colabore la gente está bien. Es verdad que el proceso de participación en Plaza de España nació viciado, porque todos los colectivos se levantaron de la mesa desde el primer momento, y eso lo dijimos y lo criticamos.

Nosotros, si hubiéramos tenido la oportunidad de entrar en el Gobierno, no hubiera sido esta una de nuestras banderas, Plaza de España no habría sido uno de nuestros proyectos estratégicos, por la misma cuestión del reequilibrio territorial. Hubiéramos intentado equilibrar mucho más la ciudad, porque en estos dos años no han conseguido equilibrarla.

El proyecto lo conozco y creo que será un legado para la ciudad, sin ningún género de dudas, y unido con la Gran Vía cambiará el contexto del centro histórico tal y como lo conocemos.

Dicho esto: ¿esos millones los hubiera invertido el PSOE en la Plaza de España? No. Habríamos recurrido a lo que yo llamo chapa y pintura: habríamos abordado el problema de movilidad que tiene esa plaza, cambiar el mobiliario urbano, hacerla mucho más agradable y vivible. Pero no un macroproyecto. Pero son decisiones de cuando estás en el Gobierno. Y estoy convencida de que, igual que con Madrid Río, los madrileños disfrutarán este proyecto.

¿Cómo está avanzando el plan para construir 4.000 viviendas públicas anunciado por Ahora Madrid?

No está avanzando. Es un plan de vivienda en el que nosotros hemos apostado, y que hemos pedido en el acuerdo presupuestario como una de nuestras banderas. Si tú quieres hacer frente a la emergencia social de vivienda tienes que construirla. Y nosotros hemos apostado desde el principio por hacer un parque público de vivienda en alquiler similar al de otras grandes ciudades europeas.

Pero no llegan ni a un centenar las viviendas que han hecho. En licitación un poquito más avanzado, pero no da para llegar a esa cifra en dos años. A final de año se adjudicarán las últimas viviendas que quedan, y ya se acabó, nos quedamos sin viviendas. Las 4.000 viviendas que ellos tenían no se cumplirán. Los 2.000 que pedimos, espero que sí, pero es un proceso que va alarmantemente lento.

¿Y la compra de viviendas ya construidas?

Es verdad que también han generado pocas por esa vía, también suman apenas centenares.

¿Y los pactos con la Sareb y los bancos?

Ellos son en este momento las grandes inmobiliarias de este país, y también van muy lentos. Los pisos que está entregando la Sareb, que entregaron muchos pero según el acuerdo tienen que tener unas características, la mayor parte de ellos están vandalizados, entonces la EMVS no los coge. El Ayuntamiento firmó con la Sareb que como mucho se invertirían 10.000 euros (que a mí me parece una barbaridad) para hacer cada piso habitable. Pero las condiciones en las que se los están encontrando hacen que sea mucho más, así que las rechazan.

¿De quién es culpa de que no avance mejor el acuerdo con la Sareb y los bancos?

Yo creo que hay una parte de voluntad política del Ayuntamiento y sobre todo una parte de voluntad de los grandes tenedores de vivienda en este momento, las entidades bancarias y la Sareb.

¿Qué deberían hacer estas entidades?

Yo creo que algunas ciudades como Zaragoza han generado un buen fondo social de vivienda, y desde el principio eso no ha cuajado en Madrid. Pero creo que entre las tres acciones conjuntas podríamos tener unos índices de vivienda pública mayores de los que tenemos.

¿Pero qué más argumentos hay que darles a los tenedores de vivienda, si una de las primeras medidas de Carmena fue ir a hablar con la Sareb y los bancos en busca de viviendas? ¿Qué impedimentos ponen?

A lo mejor están esperando que vuelva otro buen momento para sacar el stock de viviendas al mercado en unas condiciones más óptimas, eso no lo sé.

¿Habría que legislar para obligarlas?

Ya, pero eso tendría que ser en el Congreso de los Diputados. Nosotros no tenemos capacidad competencial.

¿Tiene visos de prosperar la demanda del Ayuntamiento en el Tribunal de Cuentas contra Botella y su equipo por la enajenación de pisos públicos?

Yo espero que sí, pero el Tribunal de Cuentas es una responsabilidad patrimonial. Este órgano coge el informe de la Cámara de Cuentas, abre causa solamente por ese informe, y es verdad que la EMVS se tiene que personar, y a raíz de ahí el Ayuntamiento se persona y abre esa demanda por responsabilidad patrimonial que en mi opinión es evidente. Porque se vendieron esas viviendas a un precio bastante inferior de lo que se vendía en el mercado en aquel momento.

Creo que la Justicia es lenta, pero espero que al final sea justicia.

¿Nos puedes adelantar alguna de las conclusiones de la comisión de investigación municipal sobre la M30?

Recogeremos todo lo que se ha visto en las sesiones, que indican varias cosas: que esto fue un acuerdo entre la derecha económica y política para una determinada actuación megalómana del alcalde Gallardón que ha generado una quiebra absoluta de las cuentas del Ayuntamiento de Madrid que pagarán nuestros hijos y nietos. Las obras fueron declaradas nulas por los tribunales cuando ya por supuesto estaban hechas, etc. Ahondaremos mucho en los sobrecostes porque fue una obra que como tenía que ir tan rápido, y de elección en elección porque era el legado de Gallardón, se hizo de una manera absolutamente ilegal y alegal para conseguir que esa obra estuviera terminada en tiempo y forma.

¿Hay posibilidades de que esto vaya más allá de un señalamiento político?

Hay motivos para ir a la Fiscalía, y yo creo que en las recomendaciones se hilarán determinados componentes para pedir que se lleve ese contrato a la Fiscalía.

¿El contrato de gestión actual?

Tanto las obras como el modelo de gestión de Calle 30, sí. Hipotecaron las cuentas del Ayuntamiento durante muchísimos años, y de hecho este Ayuntamiento era uno de los que más deuda tenía en España fruto de esa obra.

¿Qué otras actuaciones urbanísticas heredadas del PP han hecho más grande esa deuda?

En comparación, Calle 30 es la mayor. Luego hay otras actuaciones que ahora si se repiensan no puedes imaginar que en su momento se hicieran. Eran fruto de un contexto de una determinada forma de ser del alcalde y por supuesto de un determinado momento que vivió este país de una absoluta expansión económica y burbuja que ahora ni se te pasa por la cabeza llevarlas a cabo. Fundamentalmente porque hay una conciencia del dinero público que en aquel momento no se tenía y que además Gallardón demostró no tener ni en el Ayuntamiento ni en la Comunidad.

Pero es verdad que el sueño olímpico… tenemos ahí el parque acuático que es un auténtico esqueleto que estamos manteniendo, la famosa quinta torre, que era un gran centro de convenciones y que es un agujero que hemos tenido que seguir manteniendo hasta que ahora se ha hecho una concesión, Caja Mágica…

En todas estas actuaciones sigue sin haber responsabilidad política y el dinero gastado nunca se recupera. ¿Hay algún proyecto en el que creáis haber ayudado a revertir derroches en estos dos años?

Bueno yo creo que la mayor responsabilidad es que el PP ya no gobierna. Pero es así, la gente votó a Gallardón sabiendo cómo era porque no engañaba prácticamente a nadie, él gastó e hizo el uso del dinero público que consideró, el PP a día de hoy en la comisión de investigación te sigue defendiendo que eso estuvo bien hecho, bien invertido, y que además les dio resultados electorales con mayorías absolutísimas después de la misma… O sea que el PP considera que no ha cometido ningún error. Y el PP ganó las elecciones, no con suficientes apoyos como para gobernar. Y ese es, por el momento, suficiente castigo para el PP.

Si además conseguimos que determinadas actuaciones, en nuestra opinión punibles como la venta de viviendas, algo más que reprochable porque malvendes las viviendas de la gente que más lo necesita y se las pones con un lacito a amigos, … Pues si conseguimos que esos hechos sean punibles y se haga justicia, mejor que mejor.

¿Han servido estos dos años para comenzar a cerrar heridas entre el norte y el sur de Madrid en lo que a urbanismo se refiere?

No, en mi opinión no. El desequilibrio territorial hay que abordarlo con mucha inversión, tienes que dedicar mucho dinero para equilibrar esta ciudad tan desequilibrada, tan dual, y no ha habido una política integradora del Gobierno de Ahora Madrid desde el punto de vista urbanístico.

¿Se podría haber hecho mejor?

Sin duda, pero hay que apostar dinero de determinadas actuaciones que nosotros no hubiéramos realizado, y dedicarlo a política de cohesión territorial. Te luce menos a lo mejor, pero haces una ciudad más igual.

Nosotros apostamos por la rehabilitación y regeneración urbana en las viviendas de determinadas zonas de Madrid. Las condiciones y la calidad de vida no son las mismas, el éxito escolar no es el mismo, los indicadores entre vivir en el distrito de Salamanca o en el de Usera es como si vivieras en dos ciudades distintas.

¿No creéis que Ahora Madrid esté trabajando para la cohesión territorial?

Desde el punto de vista urbanístico, no. Desde el punto de vista social, yo no lo llevo. Pero desde lo primero, una inversión en cohesión territorial no la hemos visto.

¿De qué salud goza el tándem Ahora Madrid – PSOE tras más de dos años de legislatura?

Nosotros apoyamos a Manuela Carmena en la investidura, y desde luego no estamos en absoluto arrepentidos, porque entre Carmena y Aguirre el tiempo nos ha dado más que de sobra la razón. Y luego, como todas las relaciones, en estos dos años ha tenido sus mejores y peores momentos.

¿Podría ser urbanismo uno de las áreas en que peor entendimiento ha habido entre ambas formaciones?

Sí. Hemos tenido distintas visiones, muy alejadas, de la política urbanística que se ha hecho. Para nosotros estos dos años y medio han sido una continuidad absoluta del urbanismo que hubiera hecho el PP, sin ningún género de dudas. Y nosotros apoyamos a Carmena para que se hiciera un urbanismo distinto. Y si algo tengo que reprochar es que el concejal de Urbanismo de Ahora Madrid no es en nada diferente a un concejal del PP, hasta la fecha.

¿Cómo ha sido trabajar con PP y Ciudadanos?

En la parte de urbanismo sorprendentemente y desgraciadamente poco conocido por los ciudadanos, el PP y Ahora Madrid han coincidido en la mayor parte de las votaciones. Y sobre todo en los proyectos grandes, donde se podría haber dado un giro, tanto PP como Ahora Madrid han hecho la pinza, y eso apra nosotros ha sido francamente desolador.

Ciudadanos es un partido de derechas, que apuesta por un urbanismo de derechas, equivalente al del PP: el liberalismo por el liberalismo y la autorregulación del mercado y unos criterios… prácticamente es un acólito del PP con algún matiz.

¿En la cuestión urbanística os sentís solos?

No sé si solos, pero sí creo que la izquierda en el urbanismo durante estos dos años y medio la ha marcado el Partido Socialista. Eso sin ninguna duda. Y el modelo distinto y el contrapeso de la ciudad que se hubiera construido si el PSOE hubiera estado en el Gobierno la hemos marcado nosotros desde el grupo socialista.

¿Y cuál es la parte buena de trabajar con Ahora Madrid?

Si hay algo que te enriquece es que al no haber una mayoría absoluta tienes que hablar. Es verdad que desgraciadamente PP y Ahora Madrid han coincidido en tantos temas urbanísticos que la negociación no ha sido como nos hubiera gustado, pero ya no existe ese rodillo del PP, se tiene que hablar más, y eso se ve en los plenos. No tanto por lo que propone el equipo de gobierno sino en las proposiciones e iniciativas, la mayor parte están con enmiendas, transaccionadas.

Yo creo que eso enriquece y hace los plenos distintos y las instituciones distintas, porque al final cada uno acaba poniendo un granito de arena desde su punto de vista ideológico. Y esa sensación de “no sirve para nada lo que hago” que a lo mejor tuvieron compañeros cuando estaban en la oposición del PP, en nuestro caso no ha existido.

¿La ruptura interna de Ahora Madrid en el caso de urbanismo os da más cancha para influir?

El reflejo de lo que dijimos de que ahora Madrid no estaba haciendo el urbanismo que la ciudadanía que les votó esperaba es su propia ruptura, parte de su grupo en muchas ocasiones no coincidió con lo planteado por el concejal de Podemos, que en teoría venía a asaltar el cielo. Y esas rupturas nos han demostrado que no estábamos equivocados, sino que efectivamente el urbanismo de izquierdas desgraciadamente se ha quedado en la parte del PSOE.

En Cocheras de Cuatro Caminos votaron junto al PP, en el TPA, en Villaverde, en Paúles, Valdebebas, las actuaciones en Hortaleza… Y operación Madrid Nuevo Norte no, pero porque era el rechazo a la operación Chamartín, y es lo único que hemos sacado conjuntamente Ahora Madrid y PSOE.

¿Entiendo entonces que no hay posibilidad de entrar a gobernar junto a Ahora Madrid?

(Risas) Yo llevo urbanismo. Eso traspasa mis competencias.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com