Edición testing
14 de noviembre de 2019, 20:16:20
Motor

Fórmula 1


Todo servido para Lewis Hamilton en México

"Todavía quedan tres carreras por disputar. Y en mi mente está ganar las tres carreras", dijo Hamilton.

Por Christian Hollmann (dpa)

Hubiera sido ideal celebrar el título junto a Usain Bolt en el gran escaparate estadounidense, pero el cuarto título del británico Lewis Hamilton en la Fórmula 1 sigue siendo solo cuestión de tiempo. En concreto menos de una semana, el lapso que resta para la disputa el próximo domingo del Gran Premio de México.


"La mini-esperanza de un milagro ha terminado", sentenció este lunes el diario alemán "Bild", que ya no ve posibilidades al germano Sebastian Vettel de lograr una remontada milagrosa.

El segundo puesto del piloto de Ferrari por detrás de Hamilton en Austin solo sirvió para demorar una semana más la consagración del británico. Al piloto de Mercedes le alcanzará ahora con un quinto lugar en el Autódromo Hermanos Rodríguez para ser campeón por cuarta vez tras los títulos de 2008, 2014 y 2015. Incluso, siendo noveno podría bastarle si Vettel no gana la carrera.

El británico se abrazó eufórico con aficionados y compañeros de equipo apenas bajó del coche en Austin, se sacó selfies mientras Vettel aún hablaba en la ceremonia de premiación y posó con Bolt en el escenario imitando el típico festejo del ex atleta jamaiquino. Sin embargo, se mostró especialmente cauteloso a la hora de hablar de la definición del campeonato.

"Todavía quedan tres carreras por disputar. Y en mi mente está ganar las tres carreras", dijo Hamilton, que lleva 66 puntos de diferencia a Vettel con 75 por disputar. "Todavía quedan muchos puntos en juego. Hasta que no esté hecho, uno no puede adelantarse".

En la misma línea se expresó Toto Wolff, el jefe deportivo de Mercedes. "Vamos a mantener los pies sobre la tierra. Normalmente debería ir todo bien, pero una falla sucede rápido", sostuvo.

Hamilton demostró en Austin que está viviendo una etapa de enorme madurez en su carrera. Se sobrepuso con tranquilidad a una largada en la que Vettel le quitó espectacularmente el primer lugar y supo evitar el desgaste excesivo de los neumáticos para cumplir sin problemas con la estrategia de una parada (frente a las dos del alemán).

El británico sigue siendo un piloto de enorme talento, pero a ello añadió en los últimos tiempos una faceta más cerebral para manejar los tiempos que demanda cada carrera.

"Hamilton puede ya ponerse la corona en la cabeza tras una carrera en la que, como tantas veces esta temporada, demostró nervios de acero, serenidad y dominio en la pista", analizó el lunes el diario británico "The Guardian".

Austin es un circuito en el que Hamilton se siente como en casa tras ganar las cuatro últimas ediciones. Sin embargo, México es un país que el británico siente "muy cercano al corazón", como recordó cuando envió sus condolencias por el terremoto de fines de septiembre.

Hamilton ganó el año pasado en Ciudad de México y en 2015 logró un segundo puesto en el camino a su tercer título mundial. El Gran Premio mexicano, que regresó a la Fórmula 1 hace dos temporadas después de 23 años de ausencia, tendrá ahora por primera vez desde su retorno la posibilidad de ver la definición de un título en vivo y en directo. La mesa quedó servida tras la carrera en Austin.a
EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com