Edición testing
14 de diciembre de 2019, 11:47:03
Internacional

Agencias de rating


Toque de atención de la agencia S&P a Trump

Trump vincula la elevación del techo de gasto a los fondos presupuestarios para la construcción del muro con México.

Por E.B.

Standard & Poor’s (S&P) anuncia que mantendrá su rating en ‘AA+’ siempre que la Administración americana no impague deuda, incluso en el caso de que no se eleve el techo de gasto. S&P es la única de las tres grandes agencias que actualmente no asigna la calificación ‘AAA’ de primera categoría a la mayor economía del mundo.


En agosto de 2011, la calificadora despojó a EEUU de la máxima nota precisamente en el marco de un fuerte debate en Washington sobre el techo de deuda, y seis años después la situación no parece haber mejorado mucho. “Si el techo de la deuda no se eleva de manera oportuna, esperamos que, con un nivel de confianza de ‘AA +’, el gobierno tomará las medidas necesarias para evitar el incumplimiento de la deuda que nuestras calificaciones abordan”, ha señalado en un comunicado S&P.

Los analistas de Bankinter destacan en un comunicado que con este mensaje S&P transmite a la Administración Trump es que bajará el rating soberano en caso de que el cierre de la Administración (el denominado Government shutdown) incluya suspender el servicio de la deuda. “Se trata de una advertencia”, afirman los expertos en un informe.

Trump afirma que podría no elevar el techo de gasto en la segunda mitad de septiembre, que es cuando ya habrá agotado todos los recursos financieros autorizados por las cámaras, si no se asigna una partida presupuestaria para seguir construyendo el muro con México. Esta amenaza lleva a pensar que podría suspender todos los pagos de su Administración, incluyendo el servicio de la deuda, caso de con concedérsele esta partida.

Los analistas piensan que es “extremadamente improbable” que también suspenda el servicio de la deuda por dos razones, fundamentalmente. En primer lugar, “no se ha hecho nunca en este tipo de situaciones, de manera que no hay un antecedente que permita pensar que esta medida tan arriesgada desde el punto de vista político y reputacional se aplicará esta vez”. Desde una perspectiva política sería “una decisión poco inteligente” porque Trump dejaría al descubierto ante sus votantes que renuncia a que México pague el muro (que es lo que les había asegurado que sucedería) y que, en realidad, lo van a pagar los contribuyentes americanos.

Ademáss, significaría que EEUU entraría en “default”, aunque fuera pasajero, y eso tendría como consecuencia la rebaja de los ratings asignados por todas las agencias, de manera que las consecuencias a esa decisión serían desproporcionadas con respecto al hipotético beneficio que obtendría (conseguir los fondos para el muro).

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com