Edición testing
11 de diciembre de 2019, 15:57:42
Nacional

Los periódicos digitales


La oficina contra la corrupción del PP, sin actividad tras el 'adiós' de Cobo

Génova no ha sustituido aún al ex número dos de Gallardón en el ayuntamiento, dejando este órgano de control interno inoperativo.

Por E.B.

La Oficina del Cargo Popular fue una de las medidas estrellas del PP en su último Congreso Nacional celebrado el pasado febrero. En plena polémica por la Operaració Lezo el partido quería demostrar que luchaba contra la corrupción dentro de sus propias filas. Nada mejor para ello, pensaron Mariano Rajoy y los suyos, que una oficina desde la que vigilar a sus cargos públicos y electos. Un órgano sin actividad desde hace dos meses, cuando Manuel Cobo anunciaba su 'adiós'.


El ex número dos de Alberto Ruiz Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid renunció “por motivos personales” apenas diez días de ser nombrado máximo responsable de esta órgano de control interno. Un puesto que, según eldiario.es, todavía no ha sido cubierto. Génova no ha sustituido a Cobo.

Esto ha provocado que esta oficina, de la que el PP presumió en su día, no haga nada. Se encuentra inoperativa, ya que tiene solo dos de los tres miembros necesarios para funcionar. Una situación que no cambiará hasta que se elija a alquien para ocupar el puesto de Cobo. Así se fija en los estatutos del partido, tal y como recoge el mencionado medio digital. Según estos estatutos, en sus reuniones deben participar entre tres y cinco miembros. Actualmente solo dos personas están designadas para esas tareas y son exdiputados del PP: Beatriz Rodríguez Salmones y Andrés Ayala.

Las normas de la formación conservadora señalan que las personas que integren este nuevo órgano no pueden tener ningún cargo público ni orgánico en el partido, motivo por el cual los elegidos fueron dos exdiputados y Cobo.

Tras la renuncia de Cobo, esta oficina se quedó de forma provisional en manos de Rodríguez Salmones, que, en declaraciones a eldiario.es, ha admitido que todavía no están trabajando como deberían. Tampoco pueden tomar decisiones al no tener un mínimo de tres miembros.

Entre los cometidos de este órgano de vigilancia se encuentra velar por el cumplimiento del régimen de incompatibilidades; supervisar el cumplimiento de los trámites y requisitos necesarios para acceder a un cargo público u orgánico en representación del PP, así como la gestión de los registros de actividades y de bienes de los cargos del partido.

A pesar de que la Oficina no está operativa aún, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, se reunió a principios de junio con Rodríguez Salmones y Ayala y “con el equipo encargado de dar soporte a las labores de la Oficina”, según señaló la propia web del PP en esa fecha.

En dicho encuentro se iniciaron los trabajos de redacción del reglamento que regulará su funcionamiento.

Desde la dirección nacional se desconoce cuando se designará al sustituto de Cobo, cuyo nombramiento es un tema de Mariano Rajoy, pero pero debe ser ratificado por el Comité Ejecutivo Nacional, que no se reunirá hasta septiembre.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com