Edición testing
13 de octubre de 2019, 23:24:11
Economía

Energía


La energía solar 'matará' al carbón antes de lo previsto

Un informe de Bloomberg New Energy Finance plantea que las energías limpias han echado raíces antes de lo previsto por la caída de los costes, lo que acelerará el fin de las centrales de carbón.

Por Marta Fernández

En los últimos seis años, los costes de la energía solar se han desplomado más de un 60%. El abaratamiento de esta tecnología se está produciendo a tal ritmo que acelerará la transición energética y provocará el cierre de las centrales de carbón mucho antes de lo que se esperaba hasta ahora.


Así lo apuntan los últimos pronóstico de Bloomberg New Energy Finance sobre la evolución de los mercados de combustible y electricidad para 2040, que sugieren que la energía 'verde' está arraigándose más rápido de lo que anticipaban los expertos.

El informe destaca que las instalaciones solares ya rivalizan con los costos de las nuevas plantas en Alemania y EEUU, aunque apunta a China y a India como los motores de esta transición. Son los dos mercados que están experimentando un crecimiento más rápido de la capacidad energética instalada y calcula que en ellos la producción mediante tecnología solar será más barata que la quema del combustible fósil en 2020.

Bloomberg plantea un futuro energético dominado por la eólica y solar. Para el 2040, año al que hacen referencia sus conclusiones, acapararán casi la mitad de la capacidad instalada del mundo, frente el 12% que suman actualmente; y producirán el 34% de toda la energía generada, en comparación con el 5% que representan ahora.

“Los datos sugieren eólica y solar están convirtiendo rápidamente en las principales fuentes de electricidad, dejando a un lado la percepción de que son demasiado caros para competir con los combustibles tradicionales”, apunta.

Considera que la capacidad de carbón se hundirá incluso en los EEUU, pese a que el presidente Donald Trump está tratando de estimular los combustibles fósiles. Su previsión es que en 2040 su capacidad se recortará a la mitad, teniendo en cuenta que las plantas más antiguas ya tendrá que clausurarse y acabarán sustituidas por las fuentes más baratas y menos contaminantes, como el gas y las energías renovables.

Con este panorama, los expertos de Bloomberg estiman que las emisiones de dióxido de carbono procedentes del carbón y el gas natural disminuirán después de 2026, lo que contrasta con el pronóstico de la Agencia Internacional de Energía (AIT), que prevé un aumento constantemente durante las próximas décadas.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com