Iberdrola se adjudica en EEUU el suministro de la energía eléctrica de Commonwealth Wind

Ignacio Galán en Nueva York

Ignacio Galán en Nueva York

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberdrola, a través de su filial Avangrid, se ha adjudicado en Massachusetts el suministro de energía eléctrica del futuro parque Commonwealth Wind, la tercera licitación eólica marina de Massachusetts.  El proyecto de 1.232 megavatios, el mayor proyecto eólico marino de Nueva Inglaterra hasta la fecha, creará el equivalente a 11.000 puestos de trabajo a tiempo completo durante la vida del proyecto y generará energía suficiente para abastecer a 750.000 hogares.

Las inversiones de la compañía española contribuirán a la modernización del sector energético, la creación de empleo y el desarrollo económico de Massachusetts

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola ha destacado que «Commonwealth Wind abastecerá de energía limpia a cientos de miles de hogares y empresas de Massachusetts, creando miles de empleos locales en toda la cadena de suministro. También será un proyecto clave para ayudar a Estados Unidos a alcanzar el objetivo de 30.000 MW de energía eólica marina en 2030».

Además, ha añadido que “tras haber invertido 15.000 millones de dólares en 8.000 MW en eólica terrestre y solar, ya estamos liderando la energía eólica marina en Estados Unidos con el desarrollo de Vineyard Wind One y Park City Wind. Con 15 años de experiencia en la ejecución de proyectos en todo el mundo, IBERDROLA y Avangrid trabajan intensamente para garantizar que nuestras inversiones sean transformadoras para el medio ambiente y la economía, creando riqueza y empleo. Tan solo nuestra cartera de proyectos de energía eólica marina en Estados Unidos podría suponer más de 15.000 millones de dólares de inversión en los próximos años».

Commonwealth Wind incluye dos iniciativas innovadoras que transforman antiguas centrales termoeléctricas de carbón en centros de energía limpia. En Brayton Point (Somerset) se instalará la primera fábrica de cables submarinos de Massachusetts, operada por Prysmian, y en Salem Harbor se levantará una nueva terminal para la proyectos eólico-marinos, que dará servicio a los proyectos de Park City Wind y Commonwealth Wind. Ambas iniciativas permitirán crear nuevos puestos de trabajo indefinidos en todo el estado de Massachusetts y darán vida a este nuevo sector.

Ignacio Galán: «Commonwealth Wind abastecerá de energía limpia a cientos de miles de hogares y empresas de Massachusetts, creando miles de empleos locales en toda la cadena de suministro. También será un proyecto clave para ayudar a Estados Unidos a alcanzar el objetivo de 30.000 MW de energía eólica marina en 2030»

Mediante Commonwealth Wind, la compañía se ha comprometido a invertir 15 millones de dólares en formación de mano de obra y el desarrollo de la cadena de suministro, basados en los principios de diversidad, equidad e inclusión. Del mismo modo, tiene previsto invertir 20 millones de dólares en iniciativas relacionadas con educación, innovación y medioambiente en beneficio de las comunidades locales.

Igualmente, el proyecto adjudicado hoy a la compañía española consolida definitivamente en New Bedford, al sur del estado, el Centro de Control Eólico Marino de Iberdrola, una instalación de última generación que gestionará en remoto los aerogeneradores y otros activos offshore.

Massachusetts aspira a contar con 4 GW de capacidad eólico-marina contratada en 2027 y 5,4 GW operativos para 2035. El estado ya tiene 1,6 GW en desarrollo, incluido Vineyard Wind One, de 800 MW, el primer proyecto a escala comercial que Iberdrola ha comenzado a construir en aguas de Martha’s Vineyard.

Iberdrola se consolida como la energética líder en EEUU

La historia de Iberdrola en Estados Unidos es una historia de crecimiento. En menos de dos décadas, la compañía presidida por Ignacio Galán no solo ha conseguido cotizar en la bolsa de Nueva York, sino colocarse como uno de los mayores grupos eléctricos del país, presente en 25 estados. Esto se debe a la importante apuesta que realizó hace 17 años por las energías limpias en el país, donde ya tiene instalados más de 8.000 MW, cuenta con más de 170.000 kilómetros de líneas eléctricas y gestiona ocho empresas de servicios públicos en Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts, que dan servicio a una población de 7 millones de personas, con 3,3 millones de clientes directos.

Iberdrola se sitúa como una de las tres mayores compañías de renovables del país, principalmente con sus nuevos proyectos en eólica marina, donde es un referente. En EEUU invertirá más de 30.000 millones de dólares en el período 2020-2025 en redes de transporte y distribución y renovables, lo que le permitirá prácticamente duplicar su potencia renovable para 2025. Estas inversiones van encaminadas a incrementar su presencia en los sectores de la eólica marina y la solar fotovoltaica, además de fortalecer su liderazgo en eólica terrestre.

El parque tendrá una capacidad de 1.232 MW con un acuerdo de venta de energía a largo plazo

La compañía es pionera en el desarrollo del mercado eólico marino estadounidense. Recientemente, ha comenzado a desarrollar Vineyard Wind One (800 MW), el primer parque eólico marino de gran tamaño en el país.

A través de su filial, Avangrid, es también propietaria del área de desarrollo Kitty Hawk (2.500 MW), en Carolina del Norte; ya ha iniciado el proceso de obtención de permisos BOEM para el proyecto Kitty Hawk North (800 MW), el primer proyecto que se desarrollará en esta zona y gestiona otros parques en una fase anterior de desarrollo.

Referente mundial en energía eólica marina

Iberdrola es líder mundial en el desarrollo de energía eólica marina, con activos de más de 38.000 MW. Focalizada en países con ambiciosos objetivos, la compañía prevé contar con 18.000 MW eólicos marinos operativos en 2030 en diferentes mercados.

En Europa, Iberdrola está a la vanguardia del mercado eólico marino con 1.300 MW de capacidad operativa en Alemania (Wikinger) y Reino Unido (East Anglia ONE y West of Duddon Sands) y casi 1.000 MW próximamente en Alemania (Baltic Eagle) y Francia (St. Brieuc). Además de EEUU, gestiona una amplia cartera de proyectos en Reino Unido, Francia y Alemania, así como en nuevas plataformas de crecimiento, como Irlanda, Suecia y Polonia.

En el resto del mundo la compañía consolida nuevas plataformas de crecimiento en diversas regiones, con una importante cartera de proyectos en Asia (Japón y Taiwán), así como en otros mercados emergentes, como Brasil.

En 2020, los proyectos eólicos marinos contribuyeron al EBITDA del grupo Iberdrola con 585 millones de euros, tras crecer un 72%; aportación que ascenderá hasta los 2.300 millones de euros en 2030.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA