Iberdrola alcanza un beneficio de 1.531 millones tras disparar un 37% las inversiones

Iberdrola

Iberdrola

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.531,3 millones de euros en el primer semestre del año, un descenso del 18,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, por el impacto del incremento del Impuesto de Sociedades en Reino Unido y las plusvalías de casi 500 millones que se anotó el año pasado por la venta de su participación en Siemens Gamesa. El beneficio neto ajustado subió un 8,4% hasta los 1.844 millones.

Iberdrola destaca que en la primera mitad del año reafirmó su papel como motor de la descarbonización y la reactivación económica y el empleo, tras aumentar sus inversiones en un 37% respecto al mismo periodo de 2020, hasta alcanzar una cifra récord de 4.909 millones de euros. Estas inversiones contribuyeron también a consolidar una estrategia de expansión sin precedentes en actividades y mercados como Europa, América y Asia Pacífico. Más de un 90% de este esfuerzo inversor se destinó a las actividades de renovables (un 45%) y redes inteligentes (un 46%). Por mercados, la mitad se realizó en Estados Unidos (27,1%) y España (25,4%). Las destinadas al área Internacional ganan peso y representan un 17,2%, mientas que Brasil recibió un 14,5% y el Reino Unido, un 12%.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha afirmado que “estos resultados son el fruto de un esfuerzo inversor sin precedentes. En un período de gran complejidad, hemos acelerado las inversiones en redes, renovables y almacenamiento, promoviendo la actividad económica y ayudando a crear empleo de calidad en todo el mundo”.

Entre enero y junio de 2021, la compañía alcanzó un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 5.444 millones de euros (+10,2%) (crece un 15%, excluyendo el impacto del covid-19 y el tipo de cambio). El 85% del total procedió de redes y renovables y el 80% se generó en países con rating “A”.

El Ebitda de redes creció un 10,6%, hasta los 2.567,9 millones de euros, gracias al incremento de inversión y tras registrar un incremento de la energía distribuida en todos los mercados donde opera la compañía, principalmente Brasil, que integra ya a la distribuidora de Brasilia. Excluyendo el impacto negativo del Covid-19 y del tipo de cambio, el Ebitda hubiera crecido un 18,5%.

Renovables incrementó su Ebitda en el período un 63%, hasta los 2.005,2 millones de euros, impulsado por el aumento de la producción, por la mayor capacidad instalada que le aporta su plan inversor y la mejora del factor de carga. El área recoge también el impacto positivo de la reversión del canon hidroeléctrico de 2013 y 2014 en España.

Generación y clientes se apunta un Ebitda de 803,3 millones de euros (-40,9%) y se ve impactada por los altos precios registrados en el mercado eléctrico español, el impacto del Covid y los efectos de la tormenta Filomena (España) y la ola de frío en Texas (Estados Unidos).

Perspectivas de beneficio para el año y dividendo

El beneficio neto ajustado a junio crece un 8,4%, hasta los 1.844 millones de euros. Como consecuencia de la aprobación del incremento del Impuesto sobre Sociedades en el Reino Unido para 2023, que pasa del 19% al 25% y que afecta en el ejercicio actual a los impuestos diferidos, se ha realizado una actualización de los mismos por importe de -463 millones de euros que, junto con otros no recurrentes, sitúa el beneficio neto reportado en 1.531 millones de euros.

A pesar de estos impactos, el grupo ha reafirmado sus perspectivas para este año y mantiene sus expectativas de un beneficio entre los 3.700 y los 3.800 millones de euros y de un dividendo con cargo al ejercicio de unos 0,44 euros brutos por acción, a abonar en 2022.

Cartera de proyectos

En lo que respecta a la cartera de proyectos del grupo crece y asciende ya a 81.500 MW a junio; de los que 25.200 MW son eólica marina; 15.500 MW eólica terrestre; 36.600 MW fotovoltaica; 3.400 MW hidroeléctrica y 1.100 MW baterías.

Una de las principales plataformas de crecimiento del grupo se encuentra en el desarrollo de proyectos eólicos marinos, donde opera ya más de 1.300 MW de esta tecnología y cuenta con una estrategia que se verá impulsada por los procesos de subastas previstos a corto plazo en los principales mercados donde opera o está posicionada: Europa (37.000 MW entre 2021-2022), Estados Unidos y Asia Pacífico (13.800 MW hasta 2024).

Además, en Estados Unidos, espera completar la adquisición de PNM Resources, que le consolidará como un ‘gigante’ del sector en el país, antes de que concluya el año, en la que solo queda pendiente la autorización del regulador de Nuevo México, que se espera para el cuarto trimestre del año.

Por su parte, las compras a proveedores del grupo alcanzaron los 18.000 millones de euros desde el comienzo de la pandemia. Los pedidos adelantados por la compañía contribuyeron a sostener los 400.000 empleos de su cadena de suministro en el mundo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA