Iberdrola alcanza un beneficio récord de 3.610 millones y anuncia un incremento del dividendo

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. Autor: Iberdrola

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 3.610,7 millones de euros en 2020, unas ganancias récord que suponen un incremento de un 4,2% respecto a las del ejercicio anterior, a pesar del complejo entorno debido a la crisis del coronavirus.

El crecimiento del beneficio sería del 10% excluyendo el impacto del covid-19, que fue de 238 millones de euros durante el ejercicio. De cara a 2021, la compañía estima alcanzar un beneficio neto de entre 3.700 y 3.800 millones de euros, según ha anunciado hoy.

Iberdrola destaca que aceleró su respuesta a los retos de la transición energética, en un contexto sin precedentes, así como la marcha de todas sus actividades, que se vieron impulsadas por un récord histórico de inversiones, que alcanzaron los 9.246 millones de euros en 2020 y fueron un 13% superiores a las del ejercicio anterior. El 91% de este volumen se destinó al desarrollo de nuevos proyectos renovables y redes eléctricas para acelerar la recuperación, en línea con la estrategia del grupo.

Los progresos registrados en todas las actividades situaron el beneficio bruto de explotación (Ebitda) subyacente en 10.715 millones de euros en 2020 (+8%), si se excluye el impacto de 218 millones del covid-19 y el efecto del tipo de cambio, que ha sido de 487 millones de euros. Por negocios, el 75% del importe total procede de áreas reguladas (redes) y renovables, mientras que, por geografías, un 76% proviene de países con rating A. La eólica marina aporta 585 millones de euros en este capítulo, tras crecer un 72%.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha subrayado que el grupo ha puesto su balance “al servicio de la recuperación, con inversiones récord de más de 9.200 millones y adjudicaciones a más de 22.000 empresas por 14.000 millones de euros, las mayores de nuestra historia, para sostener 400.000 empleos en nuestros suministradores”.

“En esta década, prevemos realizar inversiones por 150.000 millones de euros para triplicar nuestra capacidad renovable y duplicar nuestros activos de redes”, ha añadido.

Incremento del dividendo

El crecimiento en los resultados permite a Iberdrola proponer una retribución al accionista con cargo a 2020 de 0,42 euros/acción, un 5% más que en 2019. El Consejo de Administración propondrá en Junta de Accionistas la aprobación de un reparto de dividendo complementario, de 0,252 euros/acción, que se sumarán a los 0,168 euros/acción abonados en concepto de dividendo a cuenta. Para 2021, la compañía prevé la distribución de un dividendo de 0,44 euros/acción.

La compañía mejoró también las principales ratios financieras y reforzó la solidez de su balance: el cash flow o flujo de caja operativo se situó en 8.191,6 millones de euros, tras crecer un 1,6%, y la deuda se redujo un 6,4%, hasta los 35.142 millones de euros. En 2020, la compañía reafirmó su liderazgo en financiación verde, con 24.500 millones de euros disponibles bajo formatos verdes o sostenibles.

La liquidez se situó en 17.400 millones, que cubren las necesidades de financiación de 24 meses, y la compañía demostró su capacidad de acceso a los mercados. Recientemente, colocó la mayor emisión de bonos híbridos verdes de la historia: 2.000 millones de euros al coste más bajo (1,45% y 1,825%).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA