Telefónica se alía con Bango para ofrecer pagos a través de la factura móvil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La división de negocios digitales de Telefónica, Telefónica Digital, ha decidido lanzar un servicio de pago a través de la factura móvil, y para ello colaborará con Bango, la empresa especializada en soluciones de pago móvil y analíticas.

Este acuerdo establece la colaboración de las dos compañías en los pagos a través de la factura del móvil o direct-to-bill para tiendas de aplicaciones para móviles. De este modo, pretenden crear una plataforma estandarizada y abierta para todas las tiendas de aplicaciones y proveedores de contenidos, mejorando notablemente la experiencia del usuario.

Para ello, integrarán la API de pagos de BlueVia de Telefónica con la plataforma de pagos de Bango, que ya tiene experiencia, por ejemplo, en proporcionar servicios de pago móvil para BlackBerry World.

Ray Anderson, CEO de Bango, ha insistido en que comparten con Telefónica una visión estratégica, y ha recalcado la importancia de la integración con BlueVia, que “nos conecta con los 314 millones de clientes de Telefónica en todo el mundo, y esperamos que otros operadores se sumen a la iniciativa, como ha hecho Telenor”.

Por su parte, José Vallés Director de BluVia en Telefónica Digital, señala: “Con este acuerdo, estamos proporcionando un ecosistema de pagos móviles que permite a las tiendas de aplicaciones y productores de contenido alcanzar la escala global en sus negocios mediante un alcance y método de pago mucho mas amplio que las tarjetas de crédito”.

El pago a través de factura móvil o del saldo disponible en caso de móviles de prepago ha demostrado ser especialmente provechoso a la hora de monetizar los contenidos de los desarrolladores y proveedores. Sobre todo, tiene mucho éxito en mercados emergentes como Latinoamérica, donde la penetración de tarjetas de crédito es menor. Además, en los mercados más desarrollados donde Bango ha introducido los pagos móviles, las ventas de bienes digitales se incrementaron entre un 300% y un 400%.