Bárcenas y su favor al PP: podría librarse de la causa de los ordenadores por la doctrina Botín

Luis Bárcenas, extesorero del PP
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las claves de la operación “sorpresa” con la que el PP quiere desactivar el caso de la destrucción del disco duro del ordenador de Bárcenas La decisión de Luis Bárcenas de retirar su acusación contra el PP por la destrucción de los ordenadores ha sido ‘vendida’ por el extesorero en su falta de recursos económicos y en su deseo de no perjudicar a Mariano Rajoy en sus negociaciones para ser investido presidente de Gobierno, pero Ernesto Ekaizer  advierte en ara.cat, que «la maniobra tiene mayor calado del que puede aparecer a simple vista”.
 
Alerta Ekaizer de que se trata de “la operación “sorpresa” con la que el PP quiere desactivar el caso de la destrucción del disco duro del ordenador de Bárcenas, ya que puede conducir a que la causa se archive en aplicación de la doctrina Botín. Una sentencia del Tribunal Supremo que creó jurisprudencia y que dice si el fiscal y la acusación particular no acusa a una persona, ésta no puede ser juzgada, aunque sí le acuse la acusación popular. 
 
Señalando Ekaizer que aunque a “primera vista la presencia de las acusaciones populares permitiría seguir adelante con el procedimiento” hay que tener en cuenta que : ni el perjudicado directo (la acusación particular de Bárcenas) impulsa la causa, ni la Fiscalía acusa”, ya que “en realidad, la fiscal de Madrid ha presentado, como el PP, recurso contra el auto de la juez Freire”.
 
“Adónde conduce esto?”  Se pregunta Ekaizer que se responde: “A que la causa se archive porque, en aplicación de la doctrina Botín, las acusaciones populares por sí solas no estarían en condiciones de impulsar la causa”, alerta el periodista.
 
Explica que los delitos que se imputan a los dirigentes del PP y al PP son daños informáticos y encubrimiento, haciendo notar que el primero decaería porque el perjudicado, Bárcenas, ya no acusa” y que  el segundo, en cambio, permitiría a las acusaciones populares dar la batalla para continuar la causa. Pero destaca que  “El problema es que los delitos de daños informáticos y encubrimiento están entrelazados. Y si decae por el desistimiento de Bárcenas el de daños, ¿qué es lo que se estaría encubriendo?”