La increíble historia del testículo ‘atrapado’ en un taburete de Ikea

Ikea
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un joven noruego revoluciona las redes sociales tras relatar en su perfil de Facebook lo que le ocurrió al utilizar una banqueta en la ducha. Un noruego ha revolucionado las redes sociales tras contar con detalle un pequeño ‘accidente’ que sufrió por utilizar un taburete de Ikea en la ducha. Claus Jørstad, de 45 años, tiene una lesión de rodilla y necesitaba comprar una silla que le permitiera ducharse sentado.
 
Según recoge La Vanguardia, el hombre acudió entonces a la famosa tienda de muebles y adquirió un taburete adornado con ocho agujeros que, según explicaba el catálogo, no se oxidaba con el agua. El problema llegó cuando se sentó en él y un testículo se le quedó atrapado dentro de uno de los agujeros sin que pudiera sacarlo.
 
El propio Jørstad comenta la anécdota con humor, explicando que su “marinero” se le había hinchado por el calor y que por eso no era capaz de sacarlo. ¿Qué hizo? Ducharse con agua fría, para que se le ‘encogiera’ y así salió del apuro.
 
La historia se vuelve más surrealista todavía cuando Ikea contesta, en tono de broma, al afectado. La empresa sueca lamenta el mal rato de su cliente y le invita a sacar de la ducha el taburete y colocar encima una maceta. Y le recuerda que la próxima vez que ‘navegue’ lleve la ropa adecuada.