El comercio electrónico crece un 22% en España

Teclado
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

España se convertirá en el cuarto país europeo en venta online a finales de año, por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia. A cierre del año, España experimentará un aumento del 22% en el volumen de compra-venta en los canales online, ha señalado José Manuel Guaita, coordinador del Grado en ADE y el Grado en Economía de la Universidad Internacional de Valencia (VIU).

Los sectores donde más se está impulsando esta nueva práctica de compra es en la moda, el transporte y la tecnología, y se prevé que sigan aumentando constantemente su cuota de negocio online en meses futuros.

Esta práctica estadounidense se ha extendido por todo el mundo, y muchos consumidores se fijan en la gratuidad de los gastos de envío, la confianza de la plataforma, unos precios competitivos y la facilidad para realizar devoluciones o reclamaciones como los principales factores para decidirse a realizar la compra en uno u otro sitio web.

Un 44% de los internautas españoles entre 16 y 55 años compran online de forma recurrente, ha informado el coordinador de la universidad. Por un lado, los hombres entre los 16 y 30 años, son el perfil del consumidor medio para los productos tecnológicos, siendo el que realiza un mayor gasto, unos 85€ de media. Y por otro, las mujeres son más afines a comprar billetes de transporte y entradas para eventos, según han contrastado diferentes estudios.

Para Guaita España “no termina de despegar en la compra desde dispositivos móviles, tablets y smartphones”, aunque su uso se está extendiendo de forma gradual. Así lo ha notado el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, que estima que en 2015 se prevé un aumento de las compra electrónicas a través de dispositivos móviles y un mayor uso de las redes sociales como canal de venta.

Pero a pesar de los beneficios del comercio electrónico, muchos usuarios no se muestran del todo de acuerdo con esta práctica por la imposibilidad de probar el producto adquirido, el miedo a facilitar datos bancarios y la falta de confianza de algunas plataformas. Es por esto que la seguridad “es el gran caballo de batalla que tiene en estos momentos las grandes marcas que ya están a pleno rendimiento en la venta online”, ha apuntado el coordinador. Guaita ha apuntado también que en el mercado, esta seguridad será solventada por sistemas más seguros, como las denominadas fórmulas biométricas: huellas dactilares en los smartphones o el reconocimiento ocular.

El comercio electrónico todavía tiene adaptarse a los dispositivos que están conectados a la red, verá aumentado el tráfico de compra desde los móviles y nuevos dispositivos como pulseras interactivas, relojes y gafas inteligentes pasarán a formar parte. Además, implementará nuevos métodos de pago como los teléfonos inteligentes habilitados con tecnología NFC (Near Field Communication), según ha vaticinado el experto en Economía de la VIU.

Las app destinadas a la salud y el bienestar se pondrán de moda, uniéndose a las ya creadas en torno a las de entretenimiento, educación, transporte y comunicación, se puede apreciar observando el mercado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA