Google desarrolla nanopartículas para una detección temprana del cáncer

Google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Estas diminutas partículas se ingerirán mediante una cápsula comestible y avisarán a una pulsera inteligente si se producen cambios químicos susceptibles de derivar en una enfermedad. El gigante Google sigue expandiendo sus tentáculos mucho más allá de Internet, con la mirada fija especialmente en el terreno de la salud. Tras las lentillas especiales para los diabéticos, la compañía ha anunciado que está trabajando en nanopartículas que permitan una pronta detección del cáncer, de ataques al corazón y de otro tipo de enfermedades como derrames.

«Google X está explorando si partículas diminutas (nanopartículas) en el flujo sanguíneo y un dispositivo ‘ponible’ equipado con sensores especiales pueden ayudar a los médicos a detectar una enfermedad cuando está empieza a desarrollarse en el cuerpo», ha apuntado la empresa.

Estas pequeñas partículas se ingerirán mediante una cápsula comestible. Una vez entren contacto con el torrente sanguíneo del paciente, transmitirán información sobre células enfermas a una prenda con sensores incorporados, como una pulsera inteligente.

El dispositivo avisará cuando se produzcan cambios químicos que puedan derivar en problemas de salud, como un sistema de alerta temprana.

Así, lo que pretende la compañía de Mountain View es monitorear constantemente la sangre de los pacientes, para detectar indicios de un tumor mucho antes de que aparezcan los primeros síntomas físicos. El diagnóstico precoz de este tipo de enfermedades es clave para su tratamiento.

El proyecto forma parte de Google X, la división de Google para el desarrollo e investigación de nuevas iniciativas, aún está en fase inicial y los expertos del buscador calculan que podrían ser necesarios entre 5 y 7 años hasta que se complete.