Paco Verdú fue el ‘hazmerreir’ de Bankia por no usar su tarjeta b

Sucursal de Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Al que fuera número dos de Rodrigo Rato su honradez le costó ser tachado de ‘tonto’ por quienes despilfarraban con sus ‘black’. Están corriendo ríos de tinta sobre los 86 consejeros y directivos que se pulieron 15 millones de euros con las tarjetas b de Caja Madrid, pero poco se sabe de las personas que teniendo las tarjetas no las usaron.

Y eso es lo que hace hoy vozpopuli.com, darnos detalles de los “4 tíos virtuosos”, los “4 que no tiraron para nada de las mismas en compras tales como joyería, lencería femenina, lotería, y otras del mismo porte en grandes almacenes y supermercados”.

Explica este digital -en su sección El Buscón- que “el más notorio de ellos fue Francisco Verdú, número dos de la entidad entre el 16 de junio de 2011 y el 4 de julio de 2012, es decir, poco más de 12 meses, fecha esta última en la que se vio obligado a dimitir tras ser imputado en el “caso Bankia”, al que al parecer le ponían verde ya que “estaba cometiendo el peor delito del mundo en el ambiente de Bankia: se estaba comportando como un hombre honesto”.

Hace notar vozpopulique “puede que Francisco Verdú Pons no sea el mejor ejecutivo de banca del mundo, pero lo que nadie puede negarle es su condición de hombre honrado” y que lo ha demostrado “porque nada más desembarcar en Bankia, el aludido recibió su tarjeta black, como todo alto cargo que se preciara en la entidad, y la guardó en un cajón”.

Y señala que “el comportamiento de Verdú indignaba a sus colegas en la torre de Kio, en la madrileña Plaza de Castilla, “pero este tío es tonto… ¿De qué presume? ¿Dónde cree que se ha metido?” . Su delito, reitera el digital, “Paco Verdú estaba cometiendo el peor delito del mundo en el ambiente de Bankia: se estaba comportando como un hombre honesto”.