Comienzan a aparecer ‘trapos sucios’ del nuevo ministro de Justicia

Rafael Catalá, ministro de Justicia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La prensa online informa que Rafael Catalá hizo negocios con el socio de Urdangarin cuando Diego Torres ya estaba imputado en el caso Nóos. El nuevo ministro de Justicia copa hoy titulares en la prensa online y no precisamente por su tarea al frente del Departamento que dejó Alberto Ruiz-Gallardón, sino por «asuntillos» de su pasado reciente.

Asegura elconfidencial.com, en una información firmada por José Luis Lobo, que “el flamante ministro de Justicia, Rafael Catalá, hizo negocios privados en las áreas de consultoría y formación con el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, cuando este ya estaba imputado en el caso Nóos”, casi seis meses después de que Torres fuera imputado por el juez Castro, según prueban varios correos electrónicos y documentos a los dice haber tenido acceso dicho digital.

Siempre según este medio online, “el sustituto de Alberto Ruiz-Gallardón y el ex número dos del Instituto Nóos coincidieron entre 2005 y 2011 en la escuela de negocios Esade y colaboraron en varios proyectos de asesoramiento para el sector público, el último para la firma Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe), una empresa vinculada a los sectores de armamento y seguridad”.