“Hay que echarlos”: Podemos recupera la unidad para vencer la moción de censura en la calle

Cartel manifestación Poedemos mocion de censura
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una imagen de Mariano Rajoy y otra de Cristina Cifuentes. Sobre ellos, una frase: “Hay que echarlos”. Ese es el eslogan de la concentración que se celebrará este sábado a las 18:30 en la Puerta del Sol de Madrid. Impulsada desde el interior de Podemos, esta movilización pretende generar un nuevo marco estratégico que va más allá de esta protesta: vencer en la calle la moción de censura que se perderá en el Congreso de los Diputados.

La formación morada quiere capitalizar el descontento que se está produciendo (aumentando) en la sociedad después de los múltiples casos de corrupción que están aflorando en las últimas semanas. Para ello, quiere convertir la Puerta del Sol en el ‘kilómetro cero’ de su estrategia electoral. Un pie en palacio, otro en el barrio.

La concentración sucede un día antes de las primarias del PSOE y un día después de inscribir la moción de censura en el Congreso. No es casualidad. Podemos ya sabía que la moción de censura no iba a tener mucho recorrido desde el mismo momento en el que la pensaron. Sin embargo, atacar el flanco débil del PSOE (la parálisis) al mismo tiempo que se erigen como “la única oposición al PP” es un condicionante seductor de cara al relato electoral.

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, explicó hace unos días el motivo que considera sostiene la concentración: «La mayoría de los españoles y españolas quiere echar a Rajoy y sustituir este Gobierno indigno y corrupto por uno que esté a la altura de este pueblo».

En ese sentido, la moción de censura en el Congreso y la ‘moción ciudadana’ planteada en la calle ha conseguido el consenso de todas las facciones internas de Podemos. Desde el ‘pablismo’ al ‘errejonismo’, pasando por los Anticapitalistas, todos apoyan está línea estratégica de la formación.

De hecho, el consenso es tal que hasta el ‘tramabús’, una idea que no agradó inicialmente a los próximos a Iñigo Errejón, finalizará su recorrido en la Puerta del Sol, frente a la sede de la Comunidad de Madrid, a la misma hora de la concentración.