¿Gestiona mejor lo público o lo privado? La pregunta que el Gobierno ha eliminado del ‘CIS sanitario’

Mariano Rajoy, Dolors Montserrat y Cristina Cifuentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Durante los últimos tres años una pregunta ha rondado la cabeza del Gobierno. O al menos ha querido dar voz a los españoles. ¿Quién gestiona mejor la Sanidad? Una eterna cuestión que han llevado partidos políticos con sus planes privatizadores y que pacientes y trabajadores de la sanidad pública no dudaron en responder saliendo a la calle en forma de Marea Blanca. Sin embargo, el Ejecutivo fue más allá e incluyó este escenario en su ‘CIS sanitario’.

En 2014, 2015 y 2016 el Ministerio de Sanidad preguntó por esto mismo en su Barómetro Sanitario. Y el resultado fue abrumador: la inmensa mayoría de los encuestados defendía que la gestión de la sanidad debe ser pública. No obstante, de la noche a la mañana, el Gobierno ha eliminado esta pregunta del informe de 2017, que ha sido recientemente publicado.

Esto mismo no ha pasado por alto para la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública que no ha dudado en tachar el movimiento de “ejercicio de desvergüenza”. A pesar de que no hay una explicación de por qué ha desaparecido esta cuestión, el colectivo ha concluido que se ha hecho “porque obviamente las respuestas no gustaban y ponían en cuestión las políticas de recortes y privatización del PP”.

Los ciudadanos fueron contundentes en el Barómetro Sanitario de 2016. En la cuarta pregunta que se hacía, el 68,9% de los encuestados afirmaba que la sanidad pública está mejor gestionado “si lo hace la Administración”. El 13,3% apuntaba que este servicio esencial encontraría mejores resultados si las empresas privadas tuvieran el control del mismo.

Por su parte, en 2015, la gestión pública recogía un 69,1% de reconocimiento frente al 11,3% a favor de las compañías privadas. En 2014, el porcentaje apenas varió cuando el guiño a la privada acogía el 11,2% de los encuestados. Al mismo tiempo, otra de las preguntas que ha fulminado el Gobierno gira en torno al porcentaje de seguros privados que tienen los españoles. Algo que ya hizo en 2016 cuando no incluyó esta cuestión. En 2015, los últimos datos disponibles, marcaban este dato en el 13,7% (12,4% en 2014).

Los únicos números que se aportan en el Barómetro Sanitario de 2017 sobre la gestión pública y la privada tiene que ver con el porcentaje de encuestados que acuden a un servicio privado o público. Por ejemplo, el 36,7% elige acudir a una consulta de asistencia especializada (consultas de especialistas, salvo dentistas) privada frente al 54,6% que irían a un centro pública.

Asimismo, el 25,7% iría a consultas de atención primaria (consultas de médicos/as de cabecera (o de familia) y pediatría) de un centro privado frente al 67,8% que recoge la pública. El 28,2% de los encuestados acudirían a urgencias privadas ante el 65% de la pública. Y el 26,4% prefiere ingresar en un hospital privado contra el 66,7% que escogería ir a un centro de gestión pública.