Gernika conmemora el 83 aniversario de bombardeo sin público y entre medidas preventivas por la pandemia

Homenaje a las víctimas del Bombardeo de Gerkika
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Gernika ha conmemorado este domingo el 83 aniversario del bombardeo de la villa con una ofrenda floral en recuerdo a los fallecidos y con un homenaje al alcalde en 1937, José de Labauria, y al periodista británico George Steer, aunque sin la asistencia de público, por la situación de estado de alerta a causa de la pandemia por el Covid-19.

Los cinco actos que han recordado la efeméride se han desarrollado respetando las medidas preventivas establecidas por las autoridades sanitarias y representación institucional. Además, el homenaje se ha retransmitido por la web y las redes sociales municipales.

Durante la ofrenda foral, celebrada en el cementerio, el alcalde de la villa foral, José María Gorroño, ha recordado que «hoy hace 83 años que la Legión Cóndor alemana bombardeó Gernika» y dejó «más del 85% de la localidad quemada» además de «muchos muertos y heridos».

Gorroño ha recordado que «así lo confirmaron en sus crónicas los corresponsales George Steer, Mathieu Corman y Noel Monks», de los periódicos The Times, Daily Express, Ce soir y Paris Soir.

«El mayor patrimonio que le queda al pueblo de Gernika es su memoria histórica. Con este homenaje Gernika se rebela contra el olvido porque la recuperación de la memoria es el camino a la reconciliación y a la paz», ha defendido.

ACTOS

El programa conmemorativo ha incluido homenajes, con ofrendas florales en la calle, al alcalde de la localidad en abril de 1937, José de Labauria, y al periodista británico George Steer, que «dio a conocer al mundo las consecuencias de este bombardeo a través de las crónicas publicadas en el diario The Times».

Los tradicionales actos de conmemoración han proseguido por la tarde, tarde con el repique de campanas y toque de sirena desde las 15.45 horas, «para recordar el momento en que se produjo el bombardeo sobre la villa».

Posteriormente, el homenaje se ha trasladado al cementerio de Zallo con una ofrenda floral a los fallecidos a la que ha acudido el alcalde de Gernika-Lumo, José Mari Gorroño.

Esta noche, se procederá a un encendido de velas en los balcones de las casas de la villa foral, que sustituirá a la habitual marcha silenciosa.