España, entre los seis países europeos donde la UE instalará sus ordenadores cuánticos previstos para 2023

IBM Cuántico

Ordenador Cuántico

España es uno de los seis países europeos (junto con Chequia, Alemania, Francia, Italia y Polonia) donde la Unión Europea (UE) instalará sus primeros ordenadores cuánticos, como ha dado a conocer este martes la Empresa Conjunta Europea de Computación de Alto Rendimiento (EuroHPC JU), encargada del proyecto que se prevé esté operativo en la segunda mitad de 2023.

La inversión total estimada supera los 100 millones de euros, la mitad de los cuales proceden de la UE y la otra mitad de los 17 países participantes en EuroHPC JU: Bélgica, Chequia, Dinamarca, Alemania, Irlanda, España, Francia, Italia, Letonia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Noruega.

Los investigadores académicos y la industria, sin importar en qué parte de Europa se encuentren, podrán acceder a estos seis ordenadores cuánticos basados en tecnología europea de última generación. Así, los componentes del ordenador estarán compuestos en su totalidad por hardware y software europeos, aprovechando la tecnología europea desarrollada bajo iniciativas cuánticas financiadas por la UE, programas de investigación nacionales e inversiones privadas.

Los nuevos computadores cuánticos también abordarán la creciente demanda de recursos de computación cuántica y nuevos servicios potenciales de la industria y la academia europeas. Serán capaces de resolver problemas complejos relacionados con áreas como la salud, el cambio climático, la logística o el uso de energía en cuestión de horas, en lugar de los meses y años que necesitan los sistemas actuales, en un contexto en el que consumirán menos energía.

«Este es un ejemplo de un proyecto europeo por excelencia. Con recursos y conocimientos conjuntos, podemos tomar el liderazgo en un campo que es esencial para el futuro de nuestra sociedad digital. Esto contribuye a nuestra lucha contra el cambio climático. Y es un paso esencial de la visión de desplegar en Europa una infraestructura de supercomputación y computación cuántica de clase mundial accesible en toda la UE», ha afirmado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Según sus impulsores, esta tecnonolía permitirá una amplia gama de aplicaciones en el ámbito industrial, científico y social para Europa, como el desarrollo, más rápido y eficiente, de nuevos medicamentos; la resolución de problemas complejos de logística y programación para ayudar a las empresas a ahorrar tiempo y combustible; o el desarrollo y prueba en un entorno virtual de nuevos materiales como polímeros para aviones, convertidores catalíticos para automóviles, células solares o superconductores a temperatura ambiente que podrían almacenar energía de un modo indefinido.

Estos ordenadores cuánticos permitirán acercar a la UE a los objetivos de la Década Digital, que contemplan la primera computadora con aceleración cuántica para 2025, además de estar a la vanguardia de las capacidades cuánticas para 2030.

Con este anuncio, la UE da un paso más en la integración de los simuladores y ordenadores cuánticos europeos como aceleradores de su infraestructura de supercomputación, que contempla adquirir más computadoras cuánticas en el futuro.

EUROHPC JU

La Empresa Conjunta Europea de Computación de Alto Rendimiento (EuroHPC JU) es una entidad legal y de financiación creada en 2018 para permitir que la UE y los países participantes de EuroHPC coordinen sus esfuerzos y aúnen sus recursos con el objetivo de hacer de Europa un líder mundial en supercomputación. En julio de 2021, el Consejo adoptó el Reglamento EuroHPC JU, que supuso una inversión adicional de 7.000 millones de euros.

EuroHPC JU ya financió el proyecto híbrido ‘High-Performance Computer and Quantum Simulator’ (HPCQS), que comenzó a finales de 2021. El proyecto tiene como objetivo integrar dos simuladores cuánticos, en dos ya supercomputadoras existentes: la Joliot Curie de GENCI de la organización nacional francesa de supercomputación, ubicada en Francia, y la supercomputadora JUWELS del Jülich Supercomputing Center, ubicada en Alemania.