Empresarios y sindicatos reconocen avances en la negociación sobre la reforma laboral

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo; el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha asegurado este lunes que «las posibilidades de que haya un acuerdo tripartito son mejores ahora que hace una semana», gracias a los avances que se han producido en la mesa de negociación sobre la reforma laboral, integrada por el Gobierno, los sindicatos y la patronal.

«En las últimas fechas, en los últimos días, se han producido avances en la negociación que hacen posible que, a lo largo de esta semana, vayamos a resolverlas», ha dicho Sordo en una entrevista en el Canal 24 Horas, recogidas por Europa Press.

Sordo basa su optimismo en que la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) «haya interpretado que este tenía que ser el parámetro del acuerdo» y esto «puede facilitar el acuerdo». No obstante, ha mantenido que los sindicatos solo firmarán el acuerdo si sirve para «reducir drásticamente» la contratación temporal, rebajar la precariedad y reequilibrar la negociación colectiva.

Los sindicatos insisten en atajar la temporalidad y penalizar el incumplimiento de las normas, así como evitar los despidos a través de «fórmulas alternativas», como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Para el secretario general de CCOO, esta nueva normativa «va en sentido contrario» de las reformas laborales previas, que «siempre han ido por la línea de la precariedad en el empleo». «Esta reforma tiene que remar en dirección contraria a la de las últimas dos décadas y, particularmente, a la del año 2012, y ser la primera reforma de recuperación de derechos», ha recalcado.

A pesar del optimismo, Sordo ha aclarado hay materias que «no están cerradas», por lo que la mesa de negociación tiene por delante unos días «decisivos». Los agentes sociales apuran las horas de negociación esta semana, con las Navidades de por medio, y con el 31 de diciembre, fecha límite marcada por el Gobierno para su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El Ejecutivo se comprometió con la Comisión Europea a presentar la reforma del mercado laboral español antes de fin de año, para poder recibir los fondos europeos. No obstante, desde Bruselas ya han señalado que no hay problema en ampliar el margen hasta enero.

Garamendi pide darle “margen” a la negociación de la reforma laboral

Mientras, el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha instado a darle «margen» a la negociación de la reforma laboral y ha asegurado que «se va avanzado», a la vez que ha señalado que, en caso de no cerrar un acuerdo a final de año, «tendríamos el mes de enero para hablarlo si queda algún detalle».

Garamendi, que ha asistido este lunes al Foro Expectativas Económicas organizado por El Correo en Bilbao, se ha pronunciado de esta manera después de que la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, afirmara este pasado sábado, en un encuentro de Podemos Euskadi en Barakaldo, que 2022 comenzará con una nueva reforma laboral y que España contará con «un modelo de relaciones laborales basado en la estabilidad en el empleo», de tal forma que el contrato ordinario deberá ser el contrato «estable e indefinido».

«Estamos trabajando, tenemos abiertas las mesas, quedan horas, quedan días, se va avanzando, pero hoy por hoy, en este momento, está también la mesa reunida y no me gustaría adelantar nada, se sigue avanzando», ha manifestado.

Tras considerar que «hay que darle margen a las negociaciones y a la mesa», afirmó que los agentes sociales están sentados en la mesa y viendo a ver si llega «a la fecha que se dice». «Para decir que no, no necesitamos plazo», indicó.

«Vamos a ver si podemos llegar a la fecha que se dice o, si no, incluso como dice la Unión Europea, tendríamos el mes de enero para hablarlo», ha dicho, para precisar que no dice esto «para alargar tiempos, sino simplemente porque quedara algún detalle», e insistir en que, «por responsabilidad», tiene «muy poco que avanzar, porque está la negociación encima de la mesa».