El Santander augura una caída del 5% en su beneficio en el escenario más optimista

Ana Botín, presidenta de Banco Santander
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La actividad comercial de Banco Santander todavía no se ha visto afectada por la crisis del coronavirus, según una presentación de la presidenta de la entidad, Ana Botín, en la ‘European Financials Conference’ organizada por Morgan Stanley. La banquera considera que es “demasiado pronto” para predecir el impacto, pero augura al menos una caída de un 5% de los ingresos incluso con un escenario de rápida recuperación.

“Aún no hemos visto ningún impacto relevante en la actividad comercial”, apunta esta presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), “y no se espera ningún impacto materia en el primer trimestre”.

El Santander espera ganancias subyacentes en el primer trimestre en línea con los anteriores así como la generación de capital orgánico de acuerdo con la orientación, compensado por los impactos puntuales de la adquisición de Allianz (-10bps) y la IFRS9 (- 5bps).

“Mirando hacia adelante, en esta etapa es demasiado pronto para predecir el impacto” de la crisis por la propagación del coronavirus, “y dependerá de cómo evolucione la situación”. En un escenario en forma de V [es decir, una brusca caída y una rápida recuperación], el impacto negativo sería de un 5% de las ganancias del año 2020 “sin incluir medidas de mitigación”.

“Nuestro fuerte beneficio antes de la provisiones (26.000 millones de euros en 2019, 3 veces el coste del riesgo) significa que estamos bien posicionados para soportar incluso un estrés severo escenario”, defiende Ana Botín. “Basándonos en las perspectivas actuales, todavía tenemos como objetivo estar en el extremo superior de nuestra guía del CET1 fully loaded para finales de 2020”.

Por otro lado, la banquera ha defendido que “el Santander ha tomado medidas para proteger el bienestar de nuestros empleados, clientes y accionistas, asegurando al mismo tiempo que continuamos cumpliendo nuestras obligaciones con los stakeholders”. El grupo “tiene en marcha los planes de contingencia necesarios para asegurar la continuidad del negocio”.