El resto de grandes constructoras españolas no se ha planteado su traslado a otro país

Constructoras

El resto de grandes constructoras españolas no se ha planteado su traslado a otro país

La mayor parte de estas compañías ha asegurado que un movimiento corporativo de este tipo no entra dentro de sus planes.

gruas obra ladrillo construccion inmobiliaria

Grúas de obra

Las grandes constructoras españolas que integran junto a Ferrovial el ranking de mayores empresas del sector aseguran que no se han planteado el traslado de su sede social a otro país, una decisión que la firma presidida por Rafael del Pino ya ha tomado para irse a Países Bajos, siempre y cuando lo aprueben sus accionistas, según fuentes de las compañías consultadas por Europa Press.

En su conjunto, las otras cinco mayores empresas dedicadas a la construcción, servicios y concesiones de España –ACS, Acciona, Sacyr, FCC y OHLA– acumularon unos ingresos de 62.000 millones de euros en 2022, de los que una tercera parte procedieron del extranjero.

La mayor parte de estas compañías ha asegurado que un movimiento corporativo de este tipo no entra dentro de sus planes. Fuentes de FCC –empresa controlada por el magnate mexicano Carlos Slim– no han querido hacer ningún comentario al respecto.

Si se suman los ingresos de Ferrovial, la cifra de negocios de las seis se acerca a los 70.000 millones de euros. La multinacional presidida por Del Pino ingresó el año pasado 7.551 millones, de los que el 32,3%, en torno a 2.440 millones, se facturaron en Estados Unidos, país donde pretende cotizar en un futuro y que explicaría su traslado de sede a Países Bajos, pues esto facilitaría ese salto.

En Estados Unidos, Ferrovial tenía en 2022 unos 4.180 empleados, frente a los 5.413 de España. El segundo país con mayor número de personas en plantilla era Chile, con 4.844 personas, mientras que en Países Bajos el número de trabajadores se reducía a cinco –cuatro hombres y una mujer–.

Al cambiar su sede a este último país, la compañía se podrá ahorrar unos 40 millones de euros al año por un mejor régimen fiscal para los dividendos que recibe de sus filiales y participadas. También se le atribuye que cambiará de país en busca de una mayor seguridad jurídica, si bien la compañía en ningún momento ha aportado esta razón, sino que se ha limitado a elogiar la seguridad jurídica de Países Bajos. Ferrovial ha dejado claro que seguirá cotizando en España y defiende que su compromiso con el país se mantendrá inalterado.

Otras empresas constructoras, como ACS u OHLA, tienen una mayor proporción de ingresos procedentes de Estados Unidos que Ferrovial, en concreto, la primera cosecha el 56% de sus ventas de este país (3.170 millones de euros) y la segunda el 35,4% (1.155 millones), en este último caso junto con Canadá.

En cuanto a Acciona, la segunda mayor empresa del sector por detrás de ACS, solo el 1,1% de sus ingresos procedió de Estados Unidos, unos 125 millones de euros, frente a una facturación total de 11.195 millones de euros, de los que cerca de 5.000 millones corresponden a España.

Sacyr, la tercera empresa del ramo que cotiza en el Ibex 35, junto a ACS, Acciona y Ferrovial, concentró el 3,8% de sus ventas en el país norteamericano, unos 243 millones de euros, en contraste con los 2.166 millones en el mercado doméstico. OHLA y FCC cotizan fuera del Ibex 35.

Más información