El PSOE exige a Almeida medidas contra los ‘escraches’ a mujeres en las clínicas que realizan abortos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PSOE ha recordado hoy al Ayuntamiento de Madrid que “la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho de las mujeres reconocido por la ley y es una prestación más de las que ofrece el sistema público de salud, por lo que acceder a los centros donde se presta este servicio sanitario debería hacerse con absoluta normalidad”. Por ello, exige al Gobierno de José Luis Martínez Almeida que tome medidas para evitar “los continuos escraches que están sufriendo las mujeres que acuden a las clínicas que realizan la interrupción voluntaria del embarazo, así como los trabajadores y trabajadoras de estos centros”.

La petición la realizado el portavoz del PSOE en materia de Seguridad y Emergencias, Ramón Silva, en la Comisión Permanente de Pleno correspondiente al mes de octubre, donde ha denunciado la existencia de “grupos organizados que cuando no acuden a las concentraciones de Colón se dedican a hacer escraches contra las mujeres y las empleadas de las clínicas” que ofrecen esta asistencia”.

Para el PSOE es imprescindible que derecho a la intimidad de las mujeres que deciden interrumpir su y considera “inadmisible para nuestra sociedad y para nuestra ciudad” que las mujeres que acuden a estos centros “se vean obligadas a atravesar un pasillo de hooligans, radicales ultrareligiosos y de ultraderecha -si es no son lo mismo- que las increpan, las insultan, las llaman asesinas y las muestran imágenes de fetos”.

El concejal socialista recuerda al PP “que tanto ha criticado los escraches debe saber que hay muchas mujeres que los siguen padeciendo” y asegura todas las instituciones tienen que tomar medidas al respecto para garantizar la seguridad y el derecho a la intimidad de estas mujeres.

En este sentido, afirma que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez ya ha anunciado medidas en el sentido de establecer una distancia mínima de seguridad para las mujeres en dichas críticas, como ya hacen otros países como Francia. Y critica la inacción del Ayuntamiento, a quien le pide “denunciar y tramitar las denuncias por incumplimiento de las ordenanzas cuando se instalan equipos de sonido en las puertas de la clínica, cuando se ocupa el espacio público con elementos que exceden el derecho de manifestación o concentración, cuando se impide la libre circulación de las personas y cuando se cometen delitos de daño con los bienes, contra el mobiliario urbano y contra el espacio público”.

Además, el concejal dice que al grupo municipal socialista dice tener constancia de que ni tramita las denuncias ni siquiera se envían los servicios de limpieza para limpiar este mobiliario urbano “Ni lo hace, ni siquiera envían a los servicios de limpieza para eliminar las pintadas; no lo hizo el anterior gobierno, ni lo hace el actual”. Y relata que hay expedientes abiertos en el 010 solicitando que quiten estos graffitis de enero de este año.

Por ello, los socialsitas exigen que al Gobierno municipal que cumpla su obligación, tramiten las denuncias, limpien la vía pública de pintadas y dejen de mirar para otro lado.