El primo del rey emérito niega ser «testaferro» de Don Juan Carlos

El Rey emérito, Don Juan Carlos de Borbón

El Rey emérito, Don Juan Carlos de Borbón - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Álvaro de Orleans Borbón, niega ser el «testaferro» o «fiduciario» de Don Juan Carlos y rechaza que Zagatka sea una sociedad pantalla. Además, afirma en un comunicado remitido a Europa Press, que esta Fundación no está siendo objeto de «ningún procedimiento penal en Suiza, España o cualquier otro país».

Según primo del rey emérito, Álvaro de Orleans-Borbón, él es el «único» fundador y propietario de la Fundación Zagatka y por lo tanto, recalca que «es falso que sea una sociedad pantalla o instrumental o esté acusada de serlo». Y añade que al equipo legal de D. Álvaro de Orleans-Borbón le consta que no se ha recibido citación de ningún tipo por parte de autoridad alguna.

Álvaro de Orleans-Borbón ha realizado estas afirmaciones tras la regularización voluntaria llevada a cabo por Don Juan Carlos en relación con los vuelos que le financió la Fundación Zagatka por unos 8 milllones de euros y por la que ha pagado casi 4,4 millones de euros a Hacienda.

Según el comunicado, la decisión de Don Juan Carlos es «ajena» a Álvaro de Orleans-Borbón y se trata de una iniciativa de una «tercera persona, un contribuyente español, que tributa por los fondos de que ha dispuesto». Por tanto, insiste, «no le afecta en ningún caso».

Según expone, la Fundación Zagatka se constituyó con el objetivo de «gestionar a nivel administrativo y financiero una parte del patrimonio del primo del rey y al mismo tiempo materializar su ayuda a la Casa Real española, como parte del legado transmitido por su padre, S.A.R D. Álvaro de Orleans-Borbón y Sajonia-Coburgo-Gotha, y su abuelo, el Infante D. Alfonso de Orleans y Borbón, específicamente a S.M. el rey D. Juan Carlos, rey en el momento de la creación de la misma».

Por este motivo, alega que parte del objetivo de la Fundación, fruto del compromiso heredado de su padre y su abuelo, ha sido el de poner «voluntariamente» a disposición del rey Don Juan Carlos «ayuda financiera» para la atención de gastos de viaje.

Rechaza contradicción

También rechaza que se haya producido contradicción entre la versión ofrecida por Alvaro de Orleans-Borbón y la regularización llevada a cabo por el rey emérito, aunque no da más datos al respecto. Los Técnicos de Hacienda apuntaban como contradicción, en un comunicado reciente a raíz de la regularización de Don Juan Carlos, el hecho de que, en la comisión rogatoria del 16 de agosto de 2019, el fiscal suizo relatara que el primo del rey había declarado que le había financiado viajes por valor de 3 millones de euros.

Además, la Asociación de Técninos de Hacienda recordaban que en esa misma comisión rogatoria se exponía que Alvaro de Orleans había reclamado al rey parte del importe de los viajes al conocer que los había realizado Corinna, ya que esta persona no era de su agrado. Tras lo cual y por mediación de Dante Canónica, le fueron ingresados 2,86 millones de euros el 4 de enero de 2011 a la cuenta de la Fundación Zagatka.

Según Alvaro de Orleans, el comunicado de la defensa legal del rey don Juan Carlos no afirma en ningún momento que este haya prestado servicios a la Fundación Zagatka. Y precisa que los «servicios» a los que se refiere el comunicado forman parte de los gastos de viaje, como pueden ser servicios de agencias de viaje.

En este punto, insiste en que «el hecho de que el rey haya regularizado su situación tributaria no significa, en absoluto, que la Fundación Zagatka o sus fondos fueran de su propiedad» y reitera que ésta «pertenece única y exclusivamente a D. Álvaro de Orleans-Borbón, fundador y único propietario de la misma».

En el comunicado se añade que Álvaro de Orleans-Borbón desciende de una familia que, «dada su elevada posición económica, ha transmitido a sus generaciones el compromiso de apoyo a otras monarquías». Recuerda que la madre de D. Álvaro, Dña. Carla Parodi-Delfino, heredó, junto a sus dos hermanas, una «importante» fortuna de su padre, D. Leopoldo Parodi-Delfino, uno de los industriales italianos más relevantes del Siglo pasado. Y remacha alegando que «tanto sus progenitores como D. Álvaro han administrado este patrimonio de forma exitosa aunque discreta».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish