El precio de los carburantes encadena su segunda subida y se sitúa en niveles de finales de noviembre

Gasolinera gasolina

Gasolinera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El precio de los carburantes ha encadenado esta semana su segunda subida consecutiva en el inicio de 2022, tras la espiral bajista con que despidió el año pasado que le llevó a sumar cinco caídas seguidas, y ha remontado a niveles de finales de noviembre.

En concreto, el precio medio de la gasolina se ha situado esta semana en los 1,489 euros, lo que supone un incremento del 0,67% con respecto a hace una semana, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press.

Por su parte, el precio medio del litro de gasóleo se ha situado esta semana en los 1,359 euros, encareciéndose un 0,89% frente a la semana pasada.

De esta manera, el precio de los carburantes, tras la tregua dada en el final de 2021, vuelve a asomarse a los máximos que tocó en noviembre del año pasado.

Con esta nueva subida, el llenado del depósito esta semana es un 24,2% más caro que hace un año para el caso de la gasolina y un 25,2% superior en el caso del gasóleo.

LLENAR EL DEPÓSITO, ENTRE 15 Y 16 EUROS MÁS CARO QUE HACE UN AÑO

Así, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta ahora en torno a 81,9 euros, unos 16 euros más que hace un año, mientras que en el caso de repostar con gasóleo asciende a casi 74,7 euros, unos 15 euros más que en la segunda semana de 2021.

A pesar de estos niveles, el precio de la gasolina sin plomo de 95 está en España por debajo de la media de la Unión Europea, situada en 1,616 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,675 euros. En el caso del diésel ocurre algo similar, ya que el precio en la UE es de 1,507 y de 1,537 en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.