El PIB de Irlanda caerá un 10,5% en 2020 y el paro llegará al 22%, según el Gobierno

El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El impacto de la pandemia de Covid-19 y de las medidas de contención implementadas provocarán una contracción histórica de la economía de Irlanda, que cerrará 2020 con una caída del 10,5%, mientras que la tasa de paro se disparará en el segundo trimestre hasta el 22%, según las proyecciones contenidas en el nuevo Programa de Estabilidad, presentado por el ministro de Finanzas irlandés, Pachal Donohoe.

De cumplirse las previsiones de Dublín, la caída del 10,5% del PIB irlandés a consecuencia de la Gran Reclusión superaría el impacto de la Gran Recesión, con una contracción del PIB del 4,5% en 2008 y del 5,1% en 2009, que desembocaría en el rescate de Irlanda a finales de 2010. En 2019, el PIB irlandés creció un 5,5%.

No obstante, el Ministerio de Finanzas de Irlanda contempla una recuperación mucho más rápida de la actividad, con un crecimiento del PIB del 6% en 2021, siempre y cuando la economía empiece a registrar una recuperación gradual a lo largo de la segunda mitad de este año.

Asimismo, el Gobierno irlandés anticipa un fuerte repunte del déficit, que alcanzará en 2020 el 7,4% del PIB, mientras que la deuda pública subirá al 69%.

«Mi departamento proyecta que el PIB caerá un 10,5% este año, como consecuencia de la fuerte contracción de la demanda interna y externa a raíz de las medidas tomadas para combatir la Covid-19 aquí e internacionalmente. Sin embargo, se prevé que la recuperación gradual asumida en la segunda mitad del año gane impulso el próximo año, con un crecimiento de la economía del 6% y una caída del desempleo por debajo del 10% el próximo año», ha indicado Donohoe, quien ha expresado su confianza en que la actividad económica alcance su nivel anterior a la crisis en 2022.

En este sentido, Donohoe espera que, tras alcanzar una tasa del 22% en el segundo trimestre, el desempleo disminuirá gradualmente durante el resto del ejercicio para situarse por debajo del 10% en 2021. En febrero de 2020, la tasa de paro de Irlanda era del 4,8%.

«Si bien el deterioro económico no ha tenido precedentes en términos de velocidad y escala, también lo ha hecho la respuesta del Gobierno. Esto ha sido posible gracias a las políticas prudentes implementadas en los últimos años», ha subrayado el ministro irlandés. «No hay duda de que, junto con el resto del mundo, Irlanda está en un camino difícil. Sin embargo, nos enfrentamos a este viaje desde una posición de fuerza. Podemos y vamos a reconstruir nuestra economía», ha agregado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish