El ‘nuevo’ Deutsche Bank se fija el objetivo de crecer en España

Deutsche Bank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Deutsche Bank alcanzó un beneficio de 120 millones de euros en el primer trimestre, un descenso de un 79,1% respecto al mismo período del año pasado. Las acciones del gigante bancario alemán, que ha anunciado un cambio de rumbo en su estrategia, subían un 0,52% hasta los 12,05 euros.

Los ingresos netos de la entidad entre enero y marzo sumaron un total de 6.976 millones de euros, un 5% menos que un año antes y por debajo de los 7.270 millones que había augurado el mercado. Los ingresos netos del negocio de banca corporativa y de inversión alcanzaron los 3.846 millones de euros en el primer trimestre, un 12,7% menos que un año antes, mientras el área de banca privada y comercial redujo un 2,4% su cifra de negocio, hasta 2.639 millones, y el negocio de gestión de activos recortó un 10,2% sus ingresos.

Las provisiones por riesgo de crédito se redujeron un 33,8% hasta los 88 millones. En cuanto a la solvencia, la ratio CET 1 se situó en el 13,4%.

Deutsche Bank ha aprovechado hoy además para anunciar un “ajuste estratégico” mediante el cual renuncia a buena parte de sus aspiraciones de Wall Street, ya que reducirá su exposición en el negocio de banca corporativa y de inversión en EEUU y Asia para centrarse en Europa. El gigante bancario alemán impulsará además su actividad de banca comercial en mercados como España e Italia.

“Nuestra banca corporativa y de inversión lo está haciendo bien en algunas áreas (…) pero no somos suficientemente fuertes en otras áreas de este negocio”, ha señalado Christian Sewing, que hace apenas dos semanas fue nombrado consejero delegado en sustitución de John Cryan. El banquero considera que “no hay tiempo que perder, pues los actuales retornos para nuestros accionistas no son aceptables”.

Deutsche Bank apuesta además por seguir recortando costes, con una batería de medidas entre las que se incluye la reducción del número de miembros del consejo, que perderá tres de sus 12 miembros, o el abandono de las direcciones compartidas en las divisiones de negocio. Además, pondrá en marcha un plan de ahorro de costes bajo la dirección de James Von Moltke, director financiero de la entidad, que incluirá mayor transparencia, así como la identificación y eliminación de duplicidades.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish