El miedo a la segunda ola de contagios provoca fuertes caídas en las bolsas europeas

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las bolsas europeas arrancan la semana teñidas de rojo. El miedo a una segunda ola de contagios a nivel mundial que eche por tierra definitivamente las esperanzas de una recuperación en ‘V’ se hace patente en el mercado, llevando a los inversores a deshacerse de los activos de riesgo y buscar sus habituales refugios.

La pandemia del coronavirus Covid-19 no remite del modo que habían anticipado los mercados. En EEUU hay un repunte de casos en al menos 20 Estados mientras que Tokio también anunció un incremento este fin de semana. Además, un nuevo brote en Beijing ha obligado a cerrar un mercado en China.

Por si fuera poco, los datos macroeconómicos tampoco acompañan, con la economía china dando muestras de debilidad con una caída de las ventas minoristas y un aumento menor de lo esperado de la producción industrial.

“Nos hemos arriesgado porque la realidad de la recuperación en forma de U se está haciendo patente”, reconoce David Bloom, de HSBC Holdings, en declaraciones a Bloomberg TV. “Es una recuperación en forma de U, y va a ser lenta y desigual”, avisa.

Ante este panorama, el Ibex 35 ha abierto la sesión con una caída de un 2,6% hasta los 7.101 puntos. Caídas también del entorno del 2,5% para los principales índices de parís y Frankfurt. El Mib de Milán se dejaba un 2,3% y el Ftse de Londres un 2%.

En la jornada asiática los números rojos también fueron la norma. El índice Topix de Japón bajó un 2,5%, mientras que en China el Shanghái Composite se dejó un 0,6% y el Hang Seng de Hong Kong un 2,1%. Caídas aún más pronunciadas para el Kospi de Corea del Sur, de un 4,4%. En Australia, el S&P / ASX 200, que cayó casi un 5% en las dos sesiones anteriores, bajó un 2,2%.

En este contexto, el dinero vuelve a los refugios. La rentabilidad del bono estadounidense de deuda a die años ofrecía un rentabilidad del 0,66%, mientras que el bund alemán al mismo plazo marcaba un -0,45%. El dólar se apreciaba frente a sus principales pares internacionales hasta marcar un cruce de 1,1236 dólares por cada euro y de 107,22 yenes.

El precio del petróleo se vuelve a ver presionado a la baja, llevando al Brent de referencia en Europa a caer un 4% hasta el nivel de los 37 dólares el barril. Cae ya un 14% desde los máximos del mes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA