El Gobierno dice que no tiene “ninguna” intención de ilegalizar el PP

Carles Mulet, senador de Compromís
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una palabra. Es lo que dedica el Gobierno de Mariano Rajoy a dos preguntas del senador de Compromís, Carles Mulet, sobre si piensa instar la declaración de ilegalidad del PP, de acuerdo al procedimiento previsto en el artículo 11 de la Ley Orgánica de Partidos Políticos. “¿Qué medidas va a adoptar el Gobierno para iniciar los trámites para ilegalizar al PP?”, pregunta Mulet. La respuesta es clara y concisa: “Ninguna”.

La contestación del Ejecutivo ante el alarmante problema de la corrupción política en España “no merece ni un párrafo”. “Ni una línea”, lamenta el senador de Compromís, en cuya pregunta escrita repasa los más destacables casos de corrupción del PP, con cientos de investigados y condenados en la Comunidad Valenciana, Madrid, Baleares, Galicia, Canarias, las dos Castillas y Andalucía, entre otras regiones. Unos casos relacionados financiación ilegal y con “lamentables episodios como el saqueo de las ayudas al tercer mundo y graves delitos”, destaca esta formación en un comunicado.

“Hablamos de hechos gravísimos que legitiman al Gobierno a emprender la declaración de ilegalización de esta formación política, estructurada internamente para delinquir, que vulnera la ley de forma reiterada, por lo que es obvio que existen motivos fundados para tal medida, al estar imputado el propio PP como partido, un hecho insólito”, recuerda Mulet.

El senador valenciano ha reconocido sentirse “dolido” con esta escueta respuesta, no ya por el “poco interés y falta de educación hacia un senador” ante una pregunta documentada, “sino por las molestias que se tomaron en argumentar los tipos de invasión zombis posibles y los protocolos existentes en una pregunta de protesta de la formación por respuestas como esta”.

“Sabemos que, obviamente, un Gobierno de corruptos no va a actuar en contra de su partido, no por voluntad sino por unas leyes que se lo permiten. La intención de esta pregunta era volver a demostrar el gran cinismo del PP y ver qué peregrina excusa se gastaban para no actuar ante un partido político que se asemeja a una organización criminal”, ha explicado Mulet.