El Gobierno confía en acordar con Bruselas una reducción del déficit que no dañe el empleo

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno espera alcanzar un acuerdo con la Comisión Europea para “flexibilizar” la actual senda de reducción del déficit, para que este saneamiento de las cuentas públicas sea compatible con la creación de empleo y el crecimiento económico.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha aclarado que “no hablaría de negociación”, aunque sí ha confiado es que haya “un acuerdo para flexibilizar la senda vigente”, que es la que aprobó el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2018, y que a su juicio está “totalmente desacompasada de la realidad”.

El objetivo de consolidación fiscal que en la pasada legislatura el Gobierno comunicó a Bruselas contempla un déficit del 1,1% para este año (un 1,7% a políticas constantes), frente a un 2% en 2019 (que todo parece indicar que no se ha cumplido). La senda vigente, no obstante, sigue siendo la aprobada por el Ejecutivo de Rajoy, que contemplaba un déficit del 0,5% en 2020 y equilibrio fiscal ya en 2021.

En ese sentido, Montero ha señalado que “queremos apelar” a la Comisión Europea para “utilizar el margen que permiten las reglas fiscales y hacer una senda más transitable”. “No hay ninguna duda de que tiene que haber una pendiente que permita reducir el déficit y la deuda, pero la inclinación de esa pendiente puede poner en cuestión la creación de empleo y, por tanto, el crecimiento”, ha alertado la portavoz del Gobierno.

“Cuando tengamos datos y presentemos nueva senda tendrán a su disposición cifras para este año y el siguiente”, ha prometido Montero en respuesta a preguntas de la prensa.