El Gobierno aprobará el martes la nueva Ley de Ciencia para frenar la precariedad en la investigación

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa en Bruselas - POOL MONCLOA/BORJA PUIG DE LA BELLACASA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. (Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa)

La nueva Ley de Ciencia será una realidad este martes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el próximo Consejo de Ministros dará un “paso muy importante en la apuesta por la ciencia” y aprobará esta norma, que busca poner fin a la precariedad en la investigación.

Así lo ha afirmado el jefe del Ejecutivo durante su intervención en el acto ‘Alianza STEAM por el talento femenino. Niñas en pie de Ciencia’ que ha tenido lugar con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Según ha explicado, la Ley de Ciencia conseguirá, entre otras cosas, “reducir la precariedad de científicos y de científicas”. También creará un “nuevo itinerario postdoctoral asociado a la estabilidad” y dará “más derechos para los jóvenes”. En este sentido, ha detallado “el derecho a indemnización por finalización del contrato doctoral”.

La ley que se aprobará este martes redefinirá, ha continuado Sánchez, “el contrato del investigador distinguido” con el objetivo de “atraer a científicos y a científicas de prestigio”. Por último, ayudará a disminuir la carga administrativa. “Por ejemplo”, ha destacado, “cuando se tienen que justificar las subvenciones”.

“Vamos a tener una Ley de Ciencia para que no estéis condenados a la precariedad, para que se pueda investigar con estabilidad, para que tengan contratos dignos que retengan y atraigan talento y para que investigar no represente una carrera de obstáculos desde el punto de vista administrativo”. Una norma, ha reiterado el presidente, “para cuidar a nuestros científicos y científicas, para darles las mejores oportunidades y para valorar su trabajo”. Y es que, ha apuntado, “un país que cuida a sus científicos y científicas es un país que apuesta por su presente y por su futuro”, y ha recordado las lecciones que ha dejado el Covid-19.