El G7 califica a la variante ómicron como la mayor amenaza para la salud mundial

Ómicron

Ómicron

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los ministros del G7 califican la variante ómicron del coronavirus como la mayor amenaza para la salud mundial, según un comunicado difundido al término de la última reunión ministerial bajo la presidencia del Reino Unido.

«Estamos profundamente preocupados por el creciente número de los infectados, los ministros acordaron que estos eventos deben considerarse como la mayor amenaza actual para la salud pública mundial. Ahora es más importante que nunca trabajar en estrecha colaboración, monitorear y compartir datos, lo que será clave para solucionar la situación que evoluciona rápidamente», dice el comunicado.

Los ministros destacaron la necesidad del acceso equitativo a los diagnósticos, la secuenciación del genoma, las vacunas y las terapias, así como coincidieron en la importancia cada vez mayor de las campañas de vacunación de refuerzo y las pruebas periódicas del coronavirus.

Los ministros también reafirmaron su apoyo al mecanismo Covax y compromiso con los esfuerzos globales para introducir y desarrollar vacunas anticovid.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó de «preocupante» la nueva variante ómicron identificada por primera vez en África, debido a un gran número de mutaciones que apuntan a un mayor riesgo de reinfección en comparación con otras variantes de preocupación, así como la posible capacidad de evadir el efecto de las vacunas existentes.

La OMS advirtió de que el riesgo global relacionado con la nueva variante ómicron «es muy alto».

Desde noviembre, la presencia de la ómicron ya se confirmó en unos 80 países.