El FMI aconseja a España vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida

Manifestación Ley Mordaza y Pensiones
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La jefa de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), Andrea Schaechter, ha avisado de que vincular la revalorización de las pensiones a la inflación, como ha acordado el Pacto de Toledo, debe verse “contrarrestado” por medidas estructurales, entre ellas, “vincular directamente la edad legal de jubilación a la esperanza de vida”.

Tras su examen anual a la economía española, el FMI ha concluido que el país necesita un paquete de medidas en materia de pensiones que sea “sostenible e integral” y sirva para aliviar las tensiones que aquejan al sistema. En ese sentido, Schaechtner ha advertido que vincular la revalorización de las pensiones al IPC podría “hacer peligrar” la sostenibilidad del sistema. En concreto, añadiría en el entorno de un 3% o un 4% del PIB al desembolso por pensiones de aquí a 2050 de acuerdo con las previsiones actuales.

Un aumento de tal magnitud debería verse “contrarrestado” por una paquete de medidas estructural. “España se encuentra en una encrucijada, cada vez hay más pensionistas y menos cotizantes, ha reconocido la economista rumana”, que ha pedido un “paquete exhaustivo que tenga en cuenta tanto la “recaudación como el gasto”. Entre las recomendaciones del FMI figura, por ejemplo, “un incremento de la cotización mínima para los trabajadores autónomos y de los ingresos máximos sujetos a cotización”. También “vincular directamente la edad legal de jubilación a la esperanza de vida”.

A menos que exista una “correspondencia plena” entre el aumento de ingresos y el gasto previsto, “no podrá evitarse una futura reducción de las pensiones”, si bien será “moderada”.

El sistema de pensiones no es el único en el que el FMI ha puesto deberes a España, que durante su misión se ha centrado “en el diagnóstico de cuáles son los puntos flacos y fuertes” de la economía del país. En ese sentido, la institución que dirige Christine Lagarde considera que el presupuesto de 2019 debe incluir “un paquete de medidas creíble”, incluyendo un ajuste estructural de alrededor del 0,5% del PIB, es decir, de algo más de 5.000 millones de euros. La economista rumana ha afeado que España en los tres últimos años del Gobierno de Mariano Rajoy sólo se ha ajustado el déficit público debido al ciclo económico. Al mismo tiempo, el saldo estructural -es decir, el saldo fiscal tras descontar el efecto del ciclo económico- se ha deteriorado hasta alcanzar el 2,5% del PIB y para 2018 se prevé una relajación adicional del 0,2%.

Del mismo modo, la deuda pública se ha reducido “mínimamente” a pesar del fuerte crecimiento económico, debido también a que no se han aplicado reformas estructurales.

Por ello, el FMI considera que es “crucial y adecuado” el objetivo del 1,8% del PIB para 2019. Debido a que todavía no se ha elaborado el presupuesto para 2019, “la misión no puede evaluar si las propuestas son suficientes para cumplir el objetivo de déficit”.

Schaechtner ha alertado de que “se están acumulando riesgos a la baja para la economía española”, a pesar de que esta “mantiene todavía un tono fuerte”. El FMI augura un crecimiento del PIB del 2,7% en 2018 y del 2,2% en 2019, todavía por encima de la media de la eurozona.