El Comité Internacional de Auschwitz se muestra «consternado» ante las declaraciones «racistas» de Viktor Orbán

Viktor Orban, primer ministro hungaro

Viktor Orbán

El Comité Internacional de Auschwitz se ha mostrado este martes «alarmado y consternado» ante los comentarios «racistas» del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, quien pronunció un discurso en el que se mostró en contra de la mezcla interracial en el país.

«La Unión Europea hará bien en continuar distanciándose lo más masivamente posible de los trasfondos racistas de Orbán y dejar claro al mundo que (el primer ministro húngaro) no tiene futuro en Europa», ha sentenciado en un comunicado el vicepresidente ejecutivo de la organización, Christoph Heubner.

En este sentido, ha subrayado que «sus políticas populistas de derecha y antieuropeas» buscan «borrar los valores de la Unión Europea», ya que recuerdan a «los tiempos oscuros de su propia exclusión y persecución» (de la comunidad judía).

En su discurso, Orbán alegó que la última propuesta de la Comisión de la UE para reducir el consumo de gas en un 15 por ciento es una medida que no sabe «cómo se debe hacer cumplir», aunque aseguró que ya hay «conocimientos alemanes para ello del pasado», en clara alusión a las cámaras de gas del régimen nazi.

«La fuerza, el prestigio y la capacidad de actuación de Occidente se están desvaneciendo», declaró, por otro lado, Orbán hace tres días ante miles de simpatizantes en la ciudad rumana de Baile Tusnad, donde se autoproclamó como «defensor» de la identidad cultural y política de Hungría frente a la burocracia de Bruselas.

Como hizo otras veces, Orbán señaló al multimillonario húngaro-estadounidense George Soros como el verdadero arquitecto de la política europea, algo que los defensores del filántropo califican como un comentario falso y veladamente antisemita.

«Que vivan como quieran, pero que nos dejen vivir. Solo hay aceptar que el padre es hombre y la madre es mujer», añadió Orbán en relación a un caso abierto de la UE contra una ley húngara que restringe la información sobre temas de la comunidad LGBTQ.

«En lugar de transgénero, solo tenemos Transilvania», apostilló ante sus simpatizantes en un comentario que además alude al estatus de esta región rumana, vinculada históricamente a Hungría, en medio de un discurso interrumpido por un político del país que levantó una pancarta con la leyenda ‘Transilvania es tierra rumana para siempre’, antes de ser escoltado por la seguridad del evento.