El certificado digital impedirá que se apliquen restricciones a los viajeros

Varias personas en el dispositivo de vacunación puesto en marcha en las instalaciones del Wanda Metropolitano - Jesús Hellín - Europa Press

Varias personas en el dispositivo de vacunación puesto en marcha en las instalaciones del Wanda Metropolitano - Jesús Hellín - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los europeos con certificado digital que pruebe que están vacunados, han superado la enfermedad o tienen un resultado negativo de una prueba de COVID-19 no tendrán ninguna restricción para circular por los 27 países de la UE. Solo podrán introducirse medidas precautorias puntuales y en áreas muy concretas en caso extremos, el denominado freno de emergencia, cuando el número de contagios o la gravedad de una variante sea peligrosa. La comisión ha presentado hoy sus propuestas para que el certificado digital esté listo y plenamente en vigor el 1 de julio.

La medida incluye la eliminación de cuarentenas y de repetición de test según afirmó el comisario de Justicia, el belga Didier Reynders, al presentar las medidas ante los medios. El certificado dará plena libertad 14 días después de la última dosis y la Comisión deja a criterio de los diferentes países si aceptan o no a viajeros con una sola dosis. Los niños menores años podrán viajar sin prueba alguna y sin cuarentenas si sus padres o tutores disponen del certificado.

Las autoridades sanitarias de cada país son las encargadas de emitir el certificado que será reconocido por el resto de los estados. También se está en negociaciones con terceros países (Reino Unido, Suiza, Estados Unidos, entre otros) para un reconocimiento mutuo de certificados que permitan los viajes extracomunitarios.

Con estas medidas se intenta salvar la temporada de verano que es especialmente importante en muchos de los países del continente, especialmente en los mediterráneos. Reynders cree que la mejora de la situación epidemiológica y el rápido avance del número de ciudadanos vacunados facilitará los movimientos.

ÁREA EN VERDE

Los ciudadanos que no dispongan de certificado solo podrán viajar sin restricciones si proceden de un área marcada en verde, pero si viajan desde una zona naranja o roja tendrán que someterse a las exigencias que marque cada estado. Las zonas rojo oscuro deberían limitar al máximo los movimientos.

La Comisión no pone reparos a que durante el mes de junio puedan producirse acuerdos bilaterales, como en el caso español que permite el acceso a ciudadanos que puedan mostrar que ya han sido vacunados o han pasado la enfermedad o dispongan de un test negativo. En ese caso otros estados miembros pueden aceptar recíprocamente esa medida hasta que entre en vigor el certificado.

La semana pasada el Consejo, la Comisión y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo sobre el certificado que ahora está ya en marcha. El eurodiputado español Juan Fernando López Aguilar, encargado de la negociación por el Parlamento, insistió en esas reuniones en que la libre circulación es una de las fortalezas principales de la UE y logró que los 27 estados cedieran a su petición de que no haya restricciones que no estén muy justificadas por razones de salud. Durante la pandemia cada estado fue adoptando medidas descoordinadas y que impidieron la libre circulación.

 

 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA